COAC 2023 Cuartos de final: ¿Quién canta hoy miércoles 8 en el Falla? Tercera sesión

Sociedad

El expresidente chino Jiang Zemin muere a los 96 años

El expresidente de China Jiang Zemin durante un congreso del Partido Comunista de China en 2012

El expresidente de China Jiang Zemin durante un congreso del Partido Comunista de China en 2012 / STEPHEN SHAVER / ZUMA PRESS / CO

El expresidente chino Jiang Zemin, que ocupó el puesto entre 1993 y 2003, ha fallecido este miércoles a los 96 años de edad, según ha informado la prensa oficial.

En un breve comunicado, la agencia estatal de noticias Xinhua ha indicado que el exmandatario ha fallecido en la ciudad oriental de Shanghái, en la que lideró la rama local del Partido Comunista de China (PCCh) en los años ochenta, a las 12:13 hora local (04.13 GMT).

Según el citado medio, Jiang murió por leucemia (padecimiento que no había sido anteriormente anunciado por la prensa ni las instituciones) y fallo multiorgánico.

El político, nacido en la localidad oriental de Yangzhou en 1926, fue nombrado secretario general del PCCh en 1989, año en el que también tomó las riendas del país, aunque no fue nombrado presidente hasta 1993.

La prensa local recuerda este miércoles que la última aparición pública de Jiang se produjo el 1 de octubre de 2019, con el motivo del Día Nacional y la celebración del septuagésimo aniversario de la proclamación de la República Nacional China.

El mandato de Jiang estuvo marcado por la continuidad con el aperturismo económico iniciado por su predecesor y mentor, Deng Xiaoping, así como por hitos como la entrada de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001 o la consecución de los Juegos Olímpicos de 2008 para Pekín, aunque también por la persecución a la secta religiosa Falun Gong.

Jiang Zemin, figura clave del "boom" económico

Jiang Zemin, figura clave en la China pos-Tiananmen, lideró el "boom" económico del país asiático en la década de 1990 pero dejó manchas en su historial, como el auge de las desigualdades y la corrupción, los presuntos abusos en la región del Tíbet o su polémica batalla contra la organización Falun Gong.

Nacido el 17 de agosto de 1926 en Yangzhou, ciudad en el delta del río Yangtsé, Jiang tomó en 1989 las riendas de un régimen roto por las divisiones y las críticas internacionales, y las soltó casi 15 años después con un país que ya era visto como potencia económica y bendecido para organizar las Olimpiadas de 2008.

Pragmático y moderado como pocos, lo que hizo que sus críticos le dedicaran ácidos apodos como "el Florero" o "la Veleta", acabó siendo más popular fuera que dentro de su país, gracias, entre otras cosas, a que fue uno de los pocos líderes comunistas que hablaba inglés con fluidez en unos años en los que China buscaba irrumpir con fuerza en el mundo, todavía de forma generalmente amable.

A su popularidad le ayudó cierto aire caricaturesco, pues a su peculiar aspecto, con esas inconfundibles gafas de pasta oscura, se le unía una curiosa querencia por cantar y bailar en actos oficiales, a veces delante de jefes de Estado y Gobierno, como en sus recordados valses con las estadounidenses Laura Bush y Condoleezza Rice.

Jiang era capaz de romper inesperadamente el habitual hieratismo gris de los dirigentes comunistas hasta el punto de sacar un peine del bolsillo y acicalarse frente al público, como hizo en una visita oficial a España en 1996, al lado del entonces rey Juan Carlos I.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios