Sociedad

La custodia compartida separa a jueces, divorciados y mujeres

  • Ni los expertos ni las asociaciones de mujeres y separados se ponen de acuerdo en cuál es la opción que más beneficia a los menores.

Comentarios 24

La posibilidad de que la custodia compartida de los hijos sea el régimen preferente que se establezca en los casos de separación o divorcio es vista por asociaciones de jueces y de divorciados como la medida más razonable, aunque las organizaciones de mujeres la ponen en duda.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se comprometió el pasado 13 de junio en el Parlamento a impulsar en los próximos seis meses una ley "única y nacional" que modifique el Código Civil para que deje de contemplar el carácter excepcional de la custodia compartida de menores en los procesos de ruptura matrimonial. Así, serán los jueces los que tendrán que valorar las circunstancias en cada caso y determinar cuál es el modo más eficaz de satisfacer la necesidad del menor de disponer de la presencia de sus padres, según anunció el ministro.

Antes de que Gallardón anunciara la futura ley, el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, se reunió con las asociaciones que habían solicitado un encuentro: seis a favor de la custodia compartida y una crítica, según fuentes de Justicia, que han apuntado que Román tiene previsto reunirse con otra asociación contraria a la custodia compartida, ya que Justicia está dispuesta a escuchar todas las opiniones al respecto.

Una docena de asociaciones de mujeres, entre las que se encuentran la Federación de Mujeres Progresistas, Themis y la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, sostienen en un documento que imponer la custodia compartida deja "a un lado y sin remisión" los derechos de los menores, para permitir que preponderen los intereses de los progenitores. A su juicio, es "obvio" que el interés por participar en el cuidado, educación y atención de los hijos "no concuerda en modo alguno" con la pretensión de que se imponga la custodia compartida, como así lo demuestran los datos del Ministerio de Empleo, recogidos en el documento. Estos datos reflejan que solo el cuatro por ciento de las 34.128 excedencias registradas en 2011 para el cuidado de los familiares correspondían a hombres.

"El problema es que si la custodia compartida tiene carácter preferente y los padres no llegan a un acuerdo en la manera de educar a los hijos, es muy perjudicial para estos estar con un progenitor durante un periodo que el juez establezca e inmediatamente después con el otro que les da indicaciones contrarias", destaca la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro. Besteiro asegura que son las mujeres las que más se implican en el cuidado de los hijos y que, por tanto, es normal que ellas tengan la custodia.

En el mismo sentido se expresa la psicóloga y experta en psicoterapia infantil Olga del Mazo, quien sostiene que en los casos de separación o divorcio los hijos necesitan estabilidad y precisamente la custodia compartida solo es la mejor opción cuando los padres tengan una buena relación entre ellos o hayan acordado su educación. Del Mazo subraya que hay que analizar caso a caso porque puede llegar a ser perjudicial para el menor el hecho de cambiar de residencia cada poco tiempo, si así lo decide el juez, o de rutinas y horarios.

Las asociaciones de padres y divorciados, en cambio, celebran el anuncio de Gallardón. La Unión Estatal de Federaciones y Asociaciones por la Custodia Compartida (UEFACC) considera que la custodia compartida es "una buena manera" de promover la conciliación y dejaría de cuestionar en los casos de divorcio quién de los dos padres es el más idóneo para la crianza. La Confederación Estatal de Padres y Madres Divorciados también valora la futura ley ya que, en su opinión, recoge la "urgente necesidad" de defender el derecho de los menores a relacionarse en igualdad con ambos progenitores y que "España avance en igualdad en las relaciones familiares".

Las asociaciones de jueces aunque señalan que habrá que analizar cada caso por separado, en principio, les parece que la custodia compartida es la mejor opción. El portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch, cree "razonable" este sistema y considera que es "esencial" que sean los jueces los que decidan qué es lo mejor para el menor, si bien añade que una reforma "tan importante" requiere el consenso en el Parlamento. "No sería positivo que la reforma se aprobara sin amplia mayoría porque es una medida que tiene un gran repercusión social y familiar", dice Bosch.

Por su parte, el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, Pablo Llarena, estima que es "una medida adecuada" para adoptar la normativa a la sociedad actual. Explica que a la hora de que los jueces fijen qué progenitor debe pasar una pensión alimenticia al menor y abandonar la residencia familiar, deberían tener en cuenta el tiempo que cada uno pasa con los hijos y en función de eso decidir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios