Salud

El coronavirus y los ojos: otro foco de contagio

La rojez y la hinchazón son algunos de los síntomas de la conjuntivitis. La rojez y la hinchazón son algunos de los síntomas de la conjuntivitis.

La rojez y la hinchazón son algunos de los síntomas de la conjuntivitis.

Niño, no te frotes los ojos. Una de las frases recurrentes de la infancia (y adecuada también para algún adulto que otro) ha tenido de siempre su razón de ser. El ojo es un órgano sensible y expuesto, que puede infectarse o dañarse con facilidad pero, además, por el que pueden colarse a nuestro cuerpo todo tipo de virus y bacterias. También el coronavirus.

Según un estudio realizado por la Fundación oftalmológica alemana Eye, los ojos son también una vía de entrada a la infección por coronavirus, como ocurre con otros virus, aunque se trata de un riesgo relativamente bajo. Sin embargo, en el caso de estar afectados por alguna conjuntivitis el peligro de contagiarse a través los ojos es importante. Además, la propia conjuntivitis puede ser un síntoma de padecer la Covid-19. Un caso publicado en la revista Canadian Journal of Ophthalmology advierte de que se está prestando poca atención a síntomas como el ojo seco o la conjuntivitis, que a veces son los únicos evidentes de algunos infectados.

La alerta la despertó el caso una mujer de 29 años que, a mediados de marzo, llegó al Instituto Oftalmológico del Hospital Real Alexandra de Alberta (Canadá) con una conjuntivitis grave y sin prácticamente síntomas respiratorios. Después de un tratamiento al uso sin mejoría y tras conocerse que la mujer había viajado recientemente a Asia se le practicó una prueba PCR con resultado positivo. La conjuntivitis fue su único síntoma. Ni fiebre ni tos ni problemas respiratorios que pudieran hacer pensar otra cosa.

También la Academia Estadounidense de Oftalmología advierte que la conjuntivitis puede ser un síntoma de infección por coronavirus. Se calcula que aparece únicamente entre el 1% y el 3% de los caso, pero debería ser un signo a tener en cuenta, si bien es cierto que otros muchos otros factores pueden causarla, especialmente en primavera y verano.

La conjuntivitis, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), incluye entre otros síntomas un color rosado o rojo en la parte blanca de los ojos, la hinchazón de la zona que recubre el blanco del ojo y el interior del párpado, hinchazón de los párpados, aumento importante de las lágrimas, secreciones, legañas, picazón, irritación o ardor.

El hecho de que las mascarillas formen parte del atuendo diario de gran parte de los españoles, en muchos casos, como el andaluz, de manera obligatoria sea donde sea, permite proteger nariz y boca como vías de infección, pero no los ojos, razón por la que se pide, como hacían, con toda la razón, nuestras madres, que se evite el contacto de las manos con ellos. Mejor, haya o no coronavirus, limpiarlo con un pañuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios