Sociedad

La cooperante trasladada desde Mali sigue sin mostrar síntomas de ébola

  • La médico se encuentra en observación pero sin aislamiento.

Comentarios 6

La médico cooperante trasladada a España desde Mali ante la posibilidad de que se haya contagiado de ébola permanece en observación en el hospital Carlos III de Madrid sin mostrar síntomas de haber contraído la enfermedad, según han indicado fuentes sanitarias. 

La cooperante navarra, miembro de la oenegé Médicos sin Fronteras (MSF), se encuentra en observación pero sin aislamiento en la sexta planta del citado centro, habilitada para atender casos de este virus y donde permanecerá durante 21 días. 

Fuentes sanitarias han explicado que la sanitaria no será sometida a los test para conocer si se ha infectado de Ébola mientras no presente los síntomas propios de la enfermedad, como ha ocurrido hasta el momento. 

En la actual situación, la profesional sanitaria no es una paciente, porque no está enferma (no presenta algún síntoma, como fiebre), sino un contacto de alto riesgo en observación. 

La cooperante llegó al hospital Carlos III a las once menos cuarto de la mañana del viernes, procedente del base aérea de Torrejón tras ser repatriada desde Mali, donde se pinchó accidentalmente con una aguja que había estado en contacto con material contaminado por Ébola. 

Fuentes de Médicos sin Fronteras han indicado que no hay ninguna novedad que reportar sobre su compañera en esta jornada. 

La cooperante, destinada en Bamako, sufrió en la madrugada del jueves un contacto calificado como de riesgo, ya que se pinchó con una aguja con la que previamente había pinchado a un caso positivo por ébola. No obstante, no presenta ningún síntoma y su repatriación responde a cuestiones preventivas, ha recalcado la ONG.

La cooperante es la tercera persona que se repatría, bien a causa del ébola o por la sospecha de que pudieran desarrollar la enfermedad, después de los religiosos Miguel Pajares, que estaba en desde Liberia, y Manuel García Viejo, en Sierra Leona. Ambos religiosos fallecieron en el hospital Carlos III a causa de la enfermedad. Como consecuencia de los cuidados a estos religiosos resultó contagiada la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que el 6 de octubre se convirtió en la primera persona contagiada de la enfermedad fuera de África y también, el 5 de noviembre, en la primera que superaba esta enfermedad en España, ya que a partir de esa fecha quedó totalmente curada.

Este miércoles se contabilizaban en esa localidad maliense un total de 413 personas en observación, aunque el número de fallecimientos apenas asciende a unos pocos casos. El ébola ha costado la vida a 5.420 personas, en su mayoría en África.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios