Sociedad

El chófer del autobús niega ante la juez que se quedara dormido

El conductor del autobús en el que el lunes perdieron la vida nueve personas en Tornadizos (Ávila) negó ante la juez haberse quedado dormido en el momento en el que se produjo el siniestro en la carretera N-403 (Ávila-Toledo), a seis kilómetros de la capital abulense. R.G.S., de 54 años, dijo a la juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Ávila que "dormido no se quedó" y que "tampoco dio ninguna cabezada", según su declaración judicial.

Mientras, la localidad de San Juan de la Nava (Ávila) albergó la primera despedida de una de las nueve víctimas mortales del accidente, Gerardo Yusta Yuste, de 78 años, quien se desplazaba con la intención de pasar unas vacaciones con amigos.

Amigos y familiares del fallecido se congregaron en la Iglesia Parroquial de esta localidad para despedir a su vecino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios