Brasil

Brasil despliega a sus militares para la lucha contra el fuego en la Amazonía

Comentarios 1

Brasil comenzó este sábado a desplegar a 44.000 militares en la vasta región Amazónica para combatir los incendios forestales de esta área que han puesto en jaque al Gobierno de Jair Bolsonaro, criticado internacionalmente por no haber reaccionado a tiempo.

El Ministerio de Defensa informó que aumentó a seis el número de estados amazónicos que ya han formalizado la petición de envío de equipos de las Fuerzas Armadas, que deberán actuar al lado de las autoridades locales para contener a las llamas que devoran parte del bosque tropical.

Un día después de que el mandatario brasileño firmara un decreto que autoriza el envío de tropas a la Amazonía, la cartera de Defensa explicó que serán utilizados, en un primer momento, los 44.000 militares que están distribuidos por el vasto territorio amazónico, que equivale a dos veces la superficie de Argentina.

De momento, el Ejecutivo no ve necesario desplazar regimientos de otras zonas del país. Así, los equipos militares trabajarán desde este sábado y, en principio, hasta el próximo 24 de septiembre, en los estados de Rondonia, Roraima, Tocantins, Pará, Acre y Mato Grosso. Los otros tres estados que conforman la Amazonía brasileña todavía no han solicitado refuerzos de las tropas federales.

Una gran nube de humo cubrió y ennegreció Porto Velho y diversas otras ciudades de los estados amazónicos, como se puede comprobar en las imágenes distribuidas por Greenpeace.

Asimismo, las autoridades alertaron de que los efectos de los gases tóxicos liberados por el humo ya empiezan a afectar a la salud de la población.

Críticas de la sociedad civil y la comunidad internacional

La tardía reacción del Gobierno brasileño en combatir las intensas llamas que consumen parte de Amazonía, el mayor bosque tropical del mundo y que atesora un 20% del agua dulce del mundo, ha desatado una ola de críticas por parte de la sociedad civil y la comunidad internacional.

Ante la presión internacional, Bolsonaro ha moderado su discurso y se mostró dispuesto a conversar con otros países sobre el papel brasileño en la Amazonía. Pero en rápidas declaraciones a los periodistas este mismo sábado, Bolsonaro afirmó que "el bosque tropical no está en llamas como se está diciendo" y señaló que el fuego solo ha alcanzado las áreas "donde hay deforestación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios