DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Así afectan a la salud los malos hábitos en la cuarentena

  • La actividad física cae en picado y la alimentación empeora notablemente a juzgar por el aumento de alimentos poco saludables como patatas fritas y cerveza

Patatas fritas en una freidora. Patatas fritas en una freidora.

Patatas fritas en una freidora. / D. S.

Los españoles han cambiado radicalmente sus costumbres durante las últimas semanas, fruto de la cuarentena, imprescindible para controlar la diseminación del coronavirus. Claramente, la manera de trabajar y de relacionarse con los demás ha dado un vuelco pero también el modo de alimentarse y la actividad diaria que se realiza. 

El análisis de estas circunstancias realizado por el comparador de seguros de salud Acierto.com en la semana del Día Mundial de la Salud concluye que el ejercicio físico se desploma y la alimentación empeora notablemente.

Caída de la actividad física

A pesar de que hacer ejercicio fortalece el sistema inmune, algo clave en estas circunstancias, la práctica de deporte y la actividad física, en general, han disminuido hasta un 40% durante el confinamiento, según los datos que maneja la entidad.

La inactividad continuada tiene efectos negativos para el aparato locomotor y muscular, incluyendo la pérdida de capacidades aeróbicas, el incremento de la sensación de fatiga o la reducción del gasto calórico. Así, a partir del décimo día, puede traducirse en atrofia muscular y la pérdida de fuerza, de hasta un 13% y 40% en brazos y piernas, respectivamente. Estas consecuencias se aprecian mucho más en personas mayores, colectivo que se ha demostrado ser más vulnerable al covid-19.

Si ya la práctica de deporte era una asignatura pendiente de los españoles ahora las cifras empeoran. Antes de la pandemia, hasta 17 millones de españoles reconocían ser sedentarios y un 7% más admitía no practicar ningún tipo de ejercicio. Los adultos en franjas de edad más elevadas son un grupo destacable, pues solo el 54% de los que superan los 65 años mantiene hábitos de vida saludable.

En cuanto a los niños, solo el 21% de los menores de 10 años hace deporte. El 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen lo suficientemente activos y el 80% de los niños únicamente lo practica en el colegio.

Alimentación poco saludable

Los límites impuestos en por el confinamiento aumentan la tendencia a darse caprichos alimenticios. Así, se han disparado las ventas de aperitivos como las aceitunas (94%), las patatas fritas (87%), la cerveza (78%), y el chocolate (79%). Estos alimentos vinculados al disfrute no siempre son los más saludables y el alza de su ingesta podría empeorar las ya de por sí deficientes costumbres alimenticias de los españoles en circunstancias normales.

Sólo el 7% de la población alcanza los mínimos de una alimentación saludable, según los datos de la aseguradora. Esto implicaría comer cinco piezas de fruta o verdura diarias, desayunar "bien" y tomar legumbres y pescado al menos dos veces por semana. Entre quienes lo intentan está el 54% de la población, que asegura esforzarsr por llevar una dieta equilibrada.

Teniendo en cuenta todos los factores anteriormente mencionados, acierto.com estima que los españoles podrían llegar a engordar hasta cuatro kilos durante el confinamiento.

Consecuencias psicológicas de la cuarentena

La ansiedad, el insomnio y otras patologías como la depresión son habituales en circunstancias como el aislamiento continuado. Además, aparecen la irritabilidad y el abatimiento. Las sensaciones derivadas de la cuarentena pueden aumentar el riesgo de sufrir presión arterial alta y reducen la resistencia del sistema inmunológico a las infecciones. Sin embargo, quedarse en casa es imprescindible para frenar la pandemia.

Consejos 

Adaptar la ingesta calórica, planificar los menús, evitar los ultraprocesados y grasas, optar por el picoteo sano (como los encurtidos y otros alimentos nutritivos que calmen la ansiedad) y los productos frescos son ideas asumibles que ayudarían a sobrellevar de una manera saludable la cuarentena, evitando las posible consecuencias negativas anteriormente mencionadas.

Practicar al menos veinte minutos de ejercicio cardiovascular es muy necesario. Para ello, hay muchas app que guían en el planning de las actividades a realizar, así como vídeos de internet y consolas equipadas con juegos de movimiento para hacer deporte en familia de forma divertida. Asimismo, llevar unos horarios que permitan conciliar el sueño y acostumbrar el cuerpo a la nueva situación también ayudan a dar normalidad a la cuarentena. El deporte provoca la segregación de endorfinas y ayuda a sentirse mejor y motiva para seguir llevando una vida saludable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios