Sociedad

Vuelve a prisión uno de los 'niños asesinos de Liverpool'

  • Venables torturó y asesinó a un niño de 2 años en 1993, cuando él tenía sólo 10

El Reino Unido revivió ayer, 17 años después, la conmoción por el asesinato de James Bulger, el niño de 2 años que murió a manos de dos chicos de 10 años que lo secuestraron en un centro comercial en Merseyside (al norte de Inglaterra). Las autoridades informaron del encarcelamiento de Jon Venables, autor junto a Robert Thompson de la muerte del pequeño James, cuyo cuerpo fue encontrado en unas vías de tren a poca distancia del lugar donde fue golpeado y asesinado.

Venables, que hoy tiene 27 años, vulneró las condiciones de la libertad condicional en la que se encontraba desde que ambos jóvenes fueron puestos en libertad en 2001, al cumplir la mayoría de edad, tras ser condenados a sendas cadenas perpetuas.

Las imágenes de las cámaras de seguridad del centro comercial en el que James fue raptado en un descuido de su madre mostraron al pequeño agarrado de la mano de uno de sus asesinos y dieron la vuelta al mundo tras conocerse la brutalidad del crimen posterior.

Los dos niños, que no fueron al colegio aquel día, hicieron caminar a James más de 3 kilómetros por las calles de Liverpool, parando ocasionalmente para darle patadas y puñetazos.

Posteriormente le golpearon la cabeza con ladrillos y le rociaron con pintura azul y le dejaron sobre las vías del tren, donde fue encontrado sin vida horas después de su secuestro.

El ministro del Interior, Alan Johnson, manifestó que no se puede dar detalles de los motivos que condujeron al encarcelamiento de Venables, cuyo paradero y nueva identidad, al igual que los de Thompson, se mantienen en secreto para garantizar su seguridad. "Ustedes saben que no puedo hacer nada más que confirmar el hecho de que Jon Venables está preso de nuevo. He hablado con el ministro de Justicia Jack Straw y por supuesto entendemos que el público quiere saber más sobre este asunto", dijo Johnson.

Una portavoz del Ministerio de Justicia declaró que "los delincuentes en libertad condicional están sujetos a condiciones estrictas que si son vulneradas implican un inmediata revisión".

La portavoz explicó también que "hay un mandamiento judicial internacional que prohíbe publicar cualquier información, incluso a través de internet, que pueda identificarle o localizarle".

Denise Fergus, madre de James Bulger, declaró tras conocer la noticia del encarcelamiento que Venables "ha vuelto al lugar en el que debería estar, entre rejas".

Aunque tanto Venables como Thompson fueron puestos en libertad en 2001, están sujetos desde entonces a un régimen de libertad vigilada muy estricto.

Laurence Lee, que fue el abogado de Venables durante el juicio en el que fue condenado, se mostró sorprendido por lo ocurrido.

"Si alguien me preguntara ¿ cuál de los dos asesinos ha sido arrestado y ha vuelto a prisión?, hubiera apostado mucho dinero a que no sería Jon, porque todo el mundo coincidía en que era el menos malo de los dos", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios