Sociedad

El VIH no ha desaparecido y sigue "a la espera de una vacuna"

  • La pandemia provocada por el Covid-19 ha mermado la atención a los enfermos con este virus.

  • El presidente de Cesida denuncia la "paralización" de estrategias preventivas.

Prueba del VIH. Prueba del VIH.

Prueba del VIH. / Mario Guzmán (Efe)

La pandemia del Covid-19 ha generado una situación "inédita" en los servicios de salud que, según las organizaciones sociales, ha mermado la atención a las personas con VIH, un virus aún "a la espera de una vacuna" y que Sanidad recuerda que no ha desaparecido y no hay que bajar la guardia.

En el Día Mundial del Sida, que se conmemora cada 1 de diciembre desde 1988, autoridades, organizaciones y expertos alzaron la voz para que, en estos tiempos de pandemia, no se olvide que el VIH sigue ahí y que es necesario promover medidas de prevención.

Este año, según aseguró la Coordinadora Estatal de Sida (Cesida), la situación "inédita de estrés" en los sistemas autonómicos de salud por la pandemia del Covid ha mermado la atención sanitaria a los enfermos de VIH y añadió que, si bien "el Covid pasará", el VIH "seguirá a la espera de una vacuna".

En rueda de prensa, el presidente de Cesida, Ramón Espacio, insistió en la importancia de la prevención y el diagnóstico del VIH, limitado durante la pandemia, y denunció la "paralización" de estrategias preventivas como la píldora preexposición (PrEP), "que no acaba de arrancar", pese a que se incluyó hace un año en las prestaciones farmacéuticas del Sistema Nacional de Salud.

"La atención a la pandemia no puede ir en detrimento de la salud sexual de España", insistió Espacio, quien advirtió de que una merma en la atención de este colectivo puede tener un efecto en el aumento de la morbilidad de los afectados por Sida.

En cuanto a la vacuna del VIH, el estudio clínico internacional para evaluar la efectividad contra las diferentes cepas del VIH, en el que participan seis hospitales de Madrid, Barcelona, Valencia y Córdoba, contará con 250 participantes españoles de un total de 3.800 personas. Lo aseguró, en una entrevista con Efe, la investigadora María Jesús Barberá, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital Vall d'Hebron de Barcelona, que participa en el proyecto.

Además, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, señaló en un vídeo proyectado durante un acto organizado por su ministerio que el 1 de diciembre está destinado a la concienciación pública de la infección, algo que no se puede olvidar a pesar de la pandemia del coronavirus.

Y según destacó Illa, gracias a los fármacos, al inicio precoz de los tratamientos, al personal sanitario y a las organizaciones sociales, entre otros, las personas con VIH se encuentran en una situación significativamente mejor" que hace unos años.

No obstante, aún queda "un largo camino que recorrer", ya que España comparte el compromiso de la comunidad internacional de poner fin a la pandemia el sida como amenaza de la salud pública para el 2030.

Para ello, hay que alcanzar los objetivos 95-95-95, es decir, que para esa fecha el 95% de las personas con VIH esté diagnosticado, que el 95% de esas personas esté en tratamiento y al menos el 95% tenga una carga viral indetectable.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios