DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis por el coronavirus

Coronavirus en el mundo: Turkmenistán prohíbe la palabra coronavirus

Gurbanguly Berdimuhamedow Gurbanguly Berdimuhamedow

Gurbanguly Berdimuhamedow

Turkmenistán ha prohibido la palabra coronavirus en todo el país. Así lo denuncia Periodistas sin Fronteras, que explica los riesgos para la población, gobernada con mano férrea y absolutista por el dictador turcomano Gurbanguly Berdimuhamedow.

"Al desterrar la palabra coronavirus del vocabulario turcomano en un movimiento radical para suprimir toda la información sobre la pandemia, el gobierno de Turkmenistán está poniendo en peligro a sus ciudadanos", explica Reporteros sin Fronteras (RSF).

Los medios controlados por el estado ya no pueden usar la palabra e incluso se ha eliminado de los folletos de información de salud distribuidos en escuelas, hospitales y lugares de trabajo, según Turkmenistan Chronicle , una de las pocas fuentes de noticias independientes, cuyo sitio está bloqueado en el país.

Las personas que usan mascarillas o hablan sobre el coronavirus en la calle, en las paradas de autobús o en las filas fuera de las tiendas pueden ser arrestadas por la policía de civil, según informan los periodistas con sede en la capital, Ashgabat. 

"Las autoridades turcomanas han hecho honor a su reputación al adoptar este método extremo para erradicar toda la información sobre el coronavirus", dijo Jeanne Cavelier, directora del escritorio de RSF para Europa Oriental y Asia Central. 

"Esta negación de información no solo pone en peligro a los ciudadanos turcomanos en mayor riesgo, sino que también refuerza el autoritarismo impuesto por el presidente Gurbanguly Berdymukhammedov".

Los ciudadanos turcomanos solo tienen acceso a información muy unilateral sobre la epidemia de coronavirus, mientras que, según las autoridades, hasta el momento no se ha detectado ningún caso en Turkmenistán. El presidente, también conocido como Padre Protector, dio órdenes el 13 de marzo de fumigar espacios públicos con una planta tradicional llamada harmala como medida de protección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios