Sociedad

La Generalitat entrega la guarda cautelar de Nadia a sus tíos

  • Los padres recurrirán la retirada de la patria potestad. El progenitor insiste en que todo lo gastó en curas pero no aporta documentos.

Nadia con su padre. Nadia con su padre.

Nadia con su padre. / M.G.

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat ha formalizado este sábado la entrega de la guarda cautelar de Nadia Nerea, la niña que supuestamente padece una enfermedad rara que ha servido de excusa para que sus padres recaudasen casi un millón de euros, a sus tíos.

Fuentes del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias han informado de que la actuación de la DGAIA se ha producido a instancias del juez de La Seu d'Urgell (Lérida), que por la noche dictó prisión sin fianza para el padre de Nadia, Fernando Blanco, acusado de un delito de estafa y que dejó en libertad con cargos a la madre, si bien le quitó patria potestad de la menor, de once años de edad.

Los tíos de la menor, una hermana de la madre, tienen desde este sábado la guarda cautelar de Nadia Nerea, a quien su madre podrá visitar sólo los fines de semana, sin nocturnidad, según la DGAIA, que ha seguido las instrucciones precisas del juez.

La guarda cautelar es una medida temporal que dura hasta que haya una sentencia firme, o mientras duren las circunstancias que la determinaron, pudiendo entonces solicitarse su levantamiento si éstas cambian.

El abogado de Fernando Blanco y su esposa Marga Garau, Alberto Martín, ha calificado de "barbaridad" que el juez haya quitado la guarda y custodia de la niña y ha anunciado que recurrirá esta decisión.

En sendos autos, el juez concluye que los padres incurrieron en una "clara utilización" de los donativos, que alcanzaron los 918.000 euros desde 2008, para costear su "alto nivel" de vida.

El letrado ha explicado además que los padres de la menor acudieron hace unos días al banco para empezar a devolver el dinero recibido como donativos, lo que hicieron hasta que el juez bloqueó la cuenta.

Según el juez, del estudio de las cuentas de la pareja se desprende una "clara utilización de las mismas para costear la vida de los investigados", ya que son "constantes" los cargos por conceptos ordinarios tales como supermercados, ferreterías, grandes centros comerciales, viajes, hoteles, restaurantes, tiendas de electrónica, comercio electrónico, alarma del domicilio o gastos de telefonía.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d'Urgell (Lérida) acordó, como solicitaba la fiscalía, enviar a prisión al padre de Nadia ya que supuestamente desvió para otros fines 600.000 de los 918.000 euros que habían recaudado en donativos para el tratamiento de la niña.

La fiscalía solicitó la retirada de la patria potestad de la menor a sus padres porque "se trataría de evitar en lo posible la continuación de la exposición publica de la menor y que pueda hacer una vida normalizada, lo que con la progenitora resulta imposible en estos momentos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios