Sociedad

Madrid achaca a "causas administrativas" el retraso en la realización de 30.000 mamografías

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, achacó ayer a "dificultades administrativas" el retraso en la realización de mamografías preventivas a 30.000 mujeres en clínicas privadas dentro de un programa público de detección del cáncer de mama. Tras participar en un acto sobre lesiones medulares crónicas, Lasquetty recalcó que estas pacientes "no se han quedado sin la mamografía", sino que se trata de un "retraso en los últimos meses".

Según informó ayer la Cadena Ser, la suspensión del programa de detección en las clínicas privadas se mantuvo entre marzo y septiembre y se produjo a raíz de la apertura de un nuevo concurso para adjudicar este servicio.

El consejero de Sanidad insistió que, en lo que va de año, se han realizado 70.000 mamografías preventivas y hay otras 10.000 citadas para las próximas semanas. Además, defendió que el retraso del programa en las clínicas privadas supone "la parte menor" del programa de prevención y agregó que Sanidad tiene que sacar a licitación el nuevo concurso, que indicó "está a punto de salir". "Ahora hay que acelerar el trabajo y trabajar con más intensidad para recuperar el tiempo perdido", apostilló Lasquetty.

El retraso en la realización de las pruebas en las clínicas privadas fue criticado ayer por IU, cuyo portavoz de Sanidad, Rubén Bejarano, ha reclamado la comparecencia de Lasquetty en la Asamblea de Madrid para que explique el estado del programa de detección precoz. Bejarano achacó la paralización durante siete meses del programa a la "insistencia" del Gobierno de la Comunidad de Madrid en "prestar asistencia pública en clínicas privadas", lo que en su opinión ni es más económico, ni más transparente ni ayuda a resolver los problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios