Sociedad

Hallan dos grandes objetos que pueden pertenecer al avión de AirAsia accidentado

  • Los objetos detectados miden 7 y 9 metros de largo, respectivamente. Hasta el momento, los equipos de rescate han recuperado 30 cadáveres

Los servicios de rescate han encontrado dos grandes objetos en el fondo marino que podrían pertenecer al avión de AirAsia accidentado el pasado domingo con 162 personas a bordo en el oeste de Indonesia, informaron fuentes oficiales. 

El jefe de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas) indonesia, Henry Bambang Soelistyo, afirmó que vehículos submarinos están siendo utilizados para confirmar que pertenecen al Boeing Airbus 320-200 del vuelo QZ8501, según la agencia local Antara. 

Los dos objetos, detectados por radares a 30 metros de profundidad, miden 7 y 9 metros de largo, respectivamente. 

"Puedo decir que los objetos son parte del avión que estamos buscando. Estamos tratando de bajar un ROV (vehículo operado a distancia) para capturar una imagen de los objetos en el fondo marino", dijo Soelistyo, quien agregó que el fuerte oleaje dificulta las operaciones. 

Hasta el momento, los equipos de rescate han recuperado 30 cadáveres procedentes del avión en el mar de Java, entre la isla de Borneo y la de Java, así como algunas piezas o partes del equipaje. 

Los expertos necesitan encontrar las cajas negras para averiguar si el siniestro ocurrió debido a un error humano, mecánico, a las condiciones meteorológicas o a una combinación de varios factores. 

El vuelo QZ8501 de AirAsia despegó de la ciudad de Surabaya, en Java, el 28 de diciembre y tenía previsto aterrizar unas dos horas después en Singapur, pero se estrelló en el mar de Java a medio camino. 

Transportaba 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un francés, un malasio y un singapurense, entre 155 pasajeros y una tripulación de 7 personas. 

El piloto llamó a la torre de control en Indonesia cuando sobrevolaba el mar de Java por el sur de Borneo y solicitó permiso para virar a la izquierda y subir desde los 32.000 pies de altitud (9,76 kilómetros) hasta los 38.000 (11,59 kilómetros) para eludir una tormenta. 

La torre de control admitió el viraje en el momento pero cuando unos minutos después llamó al piloto para aprobar un ascenso solo hasta los 34.000 pies no pudo establecer contacto. 

Indonesia lanzó una operación internacional de búsqueda y rescate, a la que se fueron sumando países, que no descubrió hasta el martes que el avión se había estrellado en el mar de Java.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios