Sociedad

El Gobierno creará una oficina para los afectados por casos de niños robados

  • La oficina facilitará a las posibles víctimas el acceso a la información relativa a su filiación para que puedan iniciar una investigación.

El Ministerio de Justicia pondrá en marcha en los próximos meses una nueva oficina para atender a los afectados por los casos de niños robados y facilitarles datos registrales y sanitarios que les permitan investigar su pasado y aclarar su origen. La oficina, que estará en marcha a finales de diciembre o principios de enero y se ubicará en la calle de la Bolsa de Madrid, facilitará a las posibles víctimas el acceso a la información relativa a su filiación para que puedan iniciar una investigación.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha hecho este anuncio tras reunirse con los representantes de las asociaciones de bebés robados para informarles del cumplimiento de los compromisos que adquirió en su anterior encuentro, el pasado mes de abril. El objetivo de Justicia es proporcionar a los afectados el acceso a la información que esté en manos de la Administración para contribuir a que puedan conocer su identidad y su origen biológico, una pretensión que en muchas ocasiones no han logrado por vía judicial. Ruiz-Gallardón ha explicado que en la nueva oficina estarán presentes las asociaciones de afectados.

El servicio de información estará disponible para cualquier persona que tenga indicios de posibles supuestos de sustracción de recién nacidos, tanto padres que buscan a sus hijos biológicos como hijos que buscan a sus progenitores o hermanos. Los interesados deberán aportar sus datos identificativos, así como todos aquellos que estén sus manos y que sean relativos al nacimiento o alumbramiento y las pruebas genéticas que se hayan podido realizar. Una aplicación informática les permitirá informarse del estado de tramitación de su caso, además de introducir los datos necesarios para crear un censo.

Además, se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una orden del Ministerio de Justicia para la creación de dos ficheros de datos de carácter personal: uno contendrá las solicitudes de suministro de información administrativa por parte de personas afectadas por el robo de niños y el otro reunirá los perfiles de ADN. A partir de ahora, los afectados podrán acceder al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que centralizará los perfiles genéticos realizados por otros laboratorios ajenos -una vez validados en virtud de un protocolo de actuación- con el objetivo de incorporarlos a una base de datos única.

Se podrá cotejar y verificar sin coste para los interesados la existencia de compatibilidades genéticas entre las personas afectadas, aunque en el supuesto de que se requieran nuevos análisis para contrastar los resultados, los afectados tendrán que sufragar el coste de las pruebas, que es de 200 euros. Asimismo, se ha elaborado una guía sobre la actuación dirigida a los médicos forenses que tengan que practicar exhumaciones en los casos de sustracción de recién nacidos, con el objetivo de que sean realizadas con el máximo rigor técnico.

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Causa de Niños Robados, Mar Soriano, se ha mostrado contenta con el trabajo realizado por el Ministerio de Justicia en los últimos meses para facilitar el reencuentro de familiares. Por su parte, el abogado Enrique Vila, del Colectivo de Afectados por Adopciones Irregulares, ha reclamado a la Fiscalía General del Estado una instrucción específica para perseguir los delitos de lesa humanidad relacionados con el robo de niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios