Sociedad

Detenido el ex novio de una camarera de Vitoria acusado de su asesinato

  • Fuentes cercanas a la investigación han apuntado inicialmente que podría tratarse de un caso de violencia machista, aunque, al parecer, la Ertzaintza también baraja la posibilidad de que se trate de un ajuste de cuentas por drogas.

Una mujer de 42 años ha muerto asesinada en su domicilio en Vitoria y la Ertzaintza, cuyas principales líneas de trabajo se centran en que podría tratarse de un caso de violencia machista o de un ajuste de cuentas por drogas, ha detenido a su ex novio como principal sospechoso del crimen. Aunque la aparición del cadáver, que presentaba claros signos de violencia, tuvo lugar el lunes, el asesinato podría haberse producido hace tres días, ya que según han relatado los vecinos del inmueble donde vivía la víctima, en la noche del viernes al sábado escucharon gritos de socorro.

El detenido, de 45 años, seguía manteniendo "alguna relación" con la víctima, de nacionalidad dominicana y que trabajaba como camarera en un bar en el que la Policía ha intervenido drogas en varias ocasiones. Fuentes cercanas al caso han informado de que el detenido "tiene una coartada" que los investigadores tienen que comprobar y también están pendientes de recibir la autorización judicial para practicar algún registro. En el local en el que trabajaba la fallecida, que permanece cerrado, son habituales las intervenciones policiales por peleas o por tráfico de drogas.

El hallazgo del cuerpo sin vida de la víctima tuvo lugar el lunes sobre las 17:15 en la vivienda de la mujer, ubicada en la calle Guayaquil del barrio de El Pilar de Vitoria. Al parecer la víctima murió el sábado de madrugada y, al no acudir a su trabajo ni dar señales de vida, una persona allegada avisó a la Ertzaintza, que encontró su cuerpo en el domicilio. Tras recabar evidencias en el lugar, la Policía autonómica abrió una investigación y esta madrugada ha detenido al ex novio de la fallecida, acusado de su asesinato.

Vecinos del inmueble donde ocurrió el crimen han relatado que en la noche del viernes al sábado escucharon gritos de "¡Yo no he sido!" y "¡Socorro!". Tras la investigación iniciada el lunes, cuando la Ertzaintza tomó declaración a los vecinos del edificio, prosiguen las pesquisas para tratar de confirmar la autoría y las causas de este crimen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios