Prendimiento

La peculiaridad del Mentidero

  • Representaciones de Tarragona en la salida de la cofradía del Carmen

La del Prendimiento siempre es una salida peculiar. El hecho de que la banda de música del paso de palio salga tocando desde dentro ya lo hace algo diferente. Ayer no podía faltar la marcha Victoria del Patrocinio Gaditana, interpretada por la banda de la Fundación alcalde Zoilo Ruiz-Mateos. Que puedan hacerlo cargando con los dos pasos también es significativo. En la mayoría de los casos los palios tienen que salir sobre ruedas. Que vayan tres personas representando a la Junta de Cofradías de Tarragona, lo es aún más raro.

Tarde cofrade en el Carmen y mucha expectación en la puerta para ver salir a Jesús del Prendimiento. En el interior se encontraba el hermano mayor de Ecce-Homo, José Luis Rodríguez, al que le une lazos de amistad con esta cofradía.

El capataz del misterio era este año Julio López de hecho y por derecho. El año pasado era el que mandaba pero el que aparecía oficialmente era otro. Este año es el responsable para lo bueno y para lo malo.

En esta cofradía las primeras levantás también las deciden la junta de Gobierno. Esta está presidida por Rosa María de la Jara, que curiosamente es la que dio la primera levantá. “Esto va por ustedes”, es decir, por los cargadores, que levantaron el paso y realizaron la maniobra de salida, cuya principal dificultad estriba en pasar la altura del olivo. Una vez que estuvo fuera, sin el sonido de la Marcha Real, la agrupación musical Virgen de las Lágrimas  de San Fernando empezó a tocar Jesús en su Prendimiento.

La Virgen del Patrocinio mientras tanto asistía a la salida de su Hijo camino de la Alameda. Poco después el capataz Francisco Palos ordenó a sus hombres que fueran entrando en el paso. El carmelita fray Antonio Leal se encargó de dar la primera levantá y Palos empezó a dirigir la maniobra de salida mientras sonaba la marcha en el interior de la iglesia. Mientras se mecía el paso, se iban quiitando las patas y asomaba el Patrocinio por la Alameda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios