Viernes Santo

La lluvia frustra otro Viernes Santo

  • El agua impide la salida procesional de las Siete Palabras, Servitas, Buena Muerte y Ecce Mater Tua. La Expiración sale pero le sorprende un chaparrón que le obliga a buscar refugio en la Catedral

Comentarios 77

La lluvia ha malogrado otro Viernes Santo en Cádiz por tercer año consecutivo. De las cinco hermandades que debían procesionar ayer y esta madrugada, la Expiración fue la única que pudo realizar su estación de penitencia. No obstante, fue sorprendida por un tremendo aguacero que le obligó a buscar refugio en la Catedral. 

Las inclemencias anunciadas previamente por los partes meteorológicos provocó que las hermandades de Servitas, la Buena Muerte y las Siete Palabras renunciaran a procesionar por tercer año seguido, a excepción de ésta última que sí salió en 2011.

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología no amedrentaron a la cofradía de la Expiración que apostó por salir de la Parroquia Castrense del Santo Ángel pasadas las 17:30 horas. El cielo comenzó a descargar levemente cuando la hermandad del Crucificado y la Dolorosa transitaba por el Hospital de Mujeres.

La lluvia arreció obligando a la cofradía a resguardarse en la Catedral, a la que accedió a las 19:15 horas y tras esperar unos minutos. El retraso generó malestar entre sus hermanos porque la entrada se postergó por la celebración de los Santos Oficios en el interior. Durante su refugio, la hermandad decidió emprender camino a su templo lo antes posible ante el anuncio de una borrasca a partir de las diez de la noche.

Sin embargo, la Expiración se vio soprendida nuevamente por un fuerte aguacero cuando regresaba al Santo Ángel. La junta de gobierno, que declaró sentirse "desolada", desconoce aún los daños que ha podido provocar la lluvia en su patrimonio.

Los que no arriesgaron fueron las Siete Palabras, Servitas y la Buena Muerte. En sus tres iglesias, la Merced, San Lorenzo y San Agustín respectivamente, se vivieron escenas de tristeza y pesar entre sus hermanos, que ven como la lluvia frustra otro Viernes Santo en la capital.

La última que renunció a procesionar fue el Ecce Mater Tua. La hermandad de la iglesia de Santiago tuvo en cuenta la alerta amarilla que activó Meteorología en la provincia de Cádiz a partir de las 00:00 horas en las que se anunciaba "cielos nubosos con precipitaciones localmente persistentes".

La cofradía abrió sus puertas a la una de la madrugada a los feligreses para que pudieran acceder a la iglesia y admirar el paso de la Santísima Virgen María.


Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios