Semana Santa

Un largo recorrido por delante

  • Por primera vez en muchos años se ha completado una Semana Santa en la que han procesionado todas las cofradías

Se terminó todo. Un año más, la Semana Santa se ha ido como un suspiro. Han sido seis intensos días en los que, por primera vez en los últimos años, todas las cofradías han puesto sus cortejos y pasos en la calle. Muchas horas de procesiones, muchas personas formando parte de los desfiles y otras muchísimas personas que han llenado las calles durante estos días grandes de la ciudad.

Con la llegada de la Resurrección, Cádiz cumple una vez más su Pasión. Llega ahora el desmontaje, limpieza y reubicación de todos los enseres. Y junto a ello, el análisis y los debates sobre cómo se ha desarrollado la Semana Santa, qué puntos hay que mejorar y qué detalles han marcado la última semana. El próximo Domingo de Ramos ya asoma por el horizonte –queda menos de un año hasta ese 28 de marzo de 2010– y los cofrades comienzan desde este mismo momento a preparar el siguiente año. En la Semana Santa, y en los días que quedan para el próximo Domingo de Ramos, aún queda mucho recorrido por delante...

EL tiempo

Ha respetado con creces la Semana Santa, permitiendo que por primera vez desde hace varios años la ciudad haya vivido un pleno de cofradías penitenciales en la calle. No obstante, la lluvia no quiso dejar de lado la Semana Santa y en la noche del Viernes dio un pequeño susto con unas gotas que provocaron la alarma de las cofradías que a esa hora estaban en la calle pero que, afortunadamente, no llegaron a más.

El sol y las buenas temperaturas han marcado esta Semana Santa y ha propiciado que la gente se eche a la calle a presenciar los desfiles procesionales. Algunas noches sí se ha levantado un poco de fresco, que no ha restado público en las calles, pero en líneas generales ha sido una gran semana en cuanto a meteorología.

los horarios

La puntualidad ha sido posiblemente el aspecto más negativo de la Semana Santa. En la mayoría de las jornadas ha habido retraso en carrera oficial, unos minutos que una vez perdidos nunca se han recuperado, sino que han ido en aumento. Esto denota un serio problema de formalidad de las cofradías y de capacidad de recuperar tiempo de las mismas, por lo que las fiscalías deben emplearse más a fondo a la hora de poner las procesiones en la calle. Por citar algunos retrasos considerables, la jornada del Martes Santo acumuló más de una hora de retraso en la calle Ancha y la del Miércoles superó los tres cuartos de hora de retraso en Palillero.

Pero unido a esto se ha dado este año otro aspecto relacionado con los horarios. No han sido pocas las cofradías que han llegado a sus templos con bastantes minutos de adelanto sobre el horario que ellas mismas han fijado de manera oficial en las diferentes reuniones del Consejo y en el Cabildo de Toma de Horas. En este caso, mencionaremos las recogidas del Despojado el domingo, de La Palma el lunes o de Piedad el Martes Santo, por citar tres.

Ante estas situaciones más que repetidas este año, se plantea la necesidad de tomar soluciones. De nada sirven establecer reuniones, fijar unos horarios e incluso instalar puntos de referencia horaria en la carrera oficial –donde quedan reseñados los horarios de entrada y salida de cada hermandad, firmados por el fiscal– si los incumplimientos quedan en el olvido de un año a otro. Al parecer, el reglamento del Consejo establece unas sanciones para aquellas hermandades que acumulen retrasos; algo que debería plantearse si se quieren solucionar estos problemas.

el despojado

Merece sin duda capítulo aparte la salida de esta hermandad. Muchas connotaciones –y no pocas dudas– hacían especial su presencia esta Semana Santa. Y la hermandad ha sabido responder a todas ellas con pleno acierto y con buenísimos detalles que la han convertido en lo más destacado de este año.

El Despojado realizaba por vez primera su estación penitencial, después de ser fundada en 2007; abría este año la Semana Santa, siendo la primera en salir y en llegar a Catedral el Domingo de Ramos; procesionaba desde extramuros con doce horas de recorrido; durante ese tiempo y ese trayecto debía portar a hombros a Jesús del Amor Despojado de Sus Vestiduras,...

Todos estos aspectos los superó con creces la hermandad, que a su salida del pabellón se encontró con una enorme cantidad de público –desconocida hasta ahora en lo que a procesiones se refiere– en la avenida María Auxiliadora, regalando el cortejo de túnicas de cola blancas con fajín de esparto y la cuadrilla de cargadores uno de los mejores momentos de la Semana Santa. Además, después de todo su recorrido –en el que brilló especialmente la forma de andar de los cargadores, con un paso que dobla el ritmo del habitual– el Despojado volvió a llegar con todo su esplendor a Salesianos, regalando otros grandes momentos cofrades en la recogida.

las sobrias

Si la alegría del Despojado, con cortejo de blanco y andar animoso al compás de las marchas de cornetas y tambores de la Humildad de Sevilla en la primera mitad del recorrido y de las Tres Caídas de Arcos en la segunda, ha sido de lo mejor de este año, no menos lo ha sido también el contrapunto sobrio y elegante que han puesto otras corporaciones.

Hay que destacar, en este segundo sentido, los cortejos de Sanidad y de Servitas. Ambas corporaciones han sabido dar un majestuoso toque a sus procesiones. Destacó sobremanera el discurrir de Sanidad en la Madrugada, con una gran recogida en la plaza de Fray Félix con la luz apagada y el palio completamente encendido acompañado de marchas sobrias por la banda astigitana. De igual forma, Dolores de Servitas derrochó solemnidad por las calles de su recorrido con un gran paso de palio que se completaba con un excelente exorno floral y el buen hacer de la cuadrilla de Reyeros con marchas como Virgen del Valle, Mektub o la Marcha fúnebre de Chopin.

Son estos dos claros ejemplos de la variedad de la Semana Santa y de cómo se puede disfrutar con la alegría del andar de unos pasos con marchas de las denominadas de bulla y con el recogimiento y sobriedad de otros pasos y cortejos.

los estrenos

Cada año es uno de los aspectos más interesantes de la Semana Santa. Las cofradías trabajan con ahínco en la mejora, renovación y conservación de su patrimonio procesional, lo que siempre aporta importantes novedades y detalles curiosos que recogen muchas miradas y que tiene diversas opiniones, como es habitual en lo que es nuevo y modifica lo habitual.

En el apartado de estrenos de 2009 destacan sobre todo la nue

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios