Semana Santa

A la inversa que hace cien años

  • En la Semana Santa de 1916 la mayoría de hermandades hizo la carrera oficial en sentido contrario

La carrera oficial se ha convertido en un eterno dilema entre los cofrades de la ciudad. Su configuración actual no termina de convencer a los que forman los desfiles procesionales, que cada año suelen demandar mejoras y cambios en puntos concretos del itinerario; a esto se une los problemas que en los últimos años se están encontrando para configurar los horarios y el orden de paso, por lo que el debate es de lo más amplio y variado.

Entre las propuestas sobre las que las hermandades debaten y discuten una y otra vez destaca la del cambio de sentido de la carrera oficial. Comenzar en la esquina de San José con Ancha para finalizar la carrera oficial en el interior de la Catedral es una opción que desde que se aplicó en 2008 (en la jornada del Domingo de Ramos) se viene planteando de manera periódica, la última hace tan solo unos meses, a propuesta de la comisión que estudia la Semana Santa.

Curiosamente, este recorrido a la inversa del itinerario común de las cofradías en Semana Santa se hacía ya hace cien años. En la hemeroteca de Diario de Cádiz, se refleja cómo una mayoría de hermandades hacían la carrera oficial a la inversa hace ahora un siglo.

Lo más habitual en ese año era discurrir por San Antonio (entonces plaza de la Constitución), Ancha (Duque de Tetuán) y Aranda (que es la actual Novena), tomando luego por San Miguel para seguir luego, en función de cada caso, el itinerario que la hermandad dispusiera hasta llegar a su templo. Y es que a pesar de hacer el recorrido a la inversa, se hacía después de que la corporación cumplimentara la estación penitencial en la Catedral. Este dato es igualmente curioso, ya que se repetía el itinerario de las cofradías por Catedral, Pelota (Alonso el Sabio), San Juan de Dios (entonces plaza de Isabel II), Nueva (Duque de la Victoria) y San Francisco, buscando luego diversas alternativas (Columela y José del Toro, o Cánovas del Castillo...) hasta llegar a San Antonio y recorrer Ancha.

En la previa de la Semana Santa de 1916, el periódico del Viernes de Dolores (14 de abril de ese año) informaba de las procesiones que iban a salir a la calle ese año. El Domingo de Ramos lo haría Servitas, que haría Ancha a la inversa; el Lunes Ecce-Homo, que también lo haría a la inversa, recogiéndose directamente en San Pablo. El Martes saldría Piedad, que tras hacer estación y subir por San Francisco y José del Toro, también recorría Ancha en sentido inverso al actual.

Sí mantendrían la carrera oficial como hoy se conoce las hermandades de Vera-Cruz, que aquel año salía todavía el Miércoles Santo, y Santo Entierro, que saldría el Viernes desde la iglesia de San Agustín. En ambos casos, el recorrido tras salir de Catedral fue Compañía (Prim), Plaza de las Flores (Topete), Columela, Palillero, Novena (Aranda), Ancha (Duque de Tetuán) y San Antonio (Plaza de la Constitución). En el caso de Vera-Cruz, es curioso que tras abandonar San Antonio su itinerario siguiera por Buenos Aires, Enrique de las Marinas, Mina, Antonio López e Isabel la Católica, llegando a su templo por la plaza actualmente dedicada al Crucificado de la hermandad.

Y aunque en la previa de ese Viernes de Dolores no se hacía mención a la salida del Nazareno, la corporación de Santa María reuniría fondos finalmente para salir a la calle. Y también haría la carrera oficial a la inversa.

Por tanto, hace un siglo la carrera oficial (entonces San Antonio y Ancha) se hacía a la inversa por la mayoría de hermandades; siendo igualmente curioso que en un mismo año hubiera cofradías que las hicieran en un sentido y hermandades que la hicieran en el otro sentido, una propuesta que ya se planteó en alguna ocasión en la actualidad, donde las cofradías siguen debatiendo sobre la carrera oficial y su sentido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios