Martes Santo

Sanidad

  • Sanidad ha sido la primera cofradía de negro en salir este año

La cofradía de la Sanidad comparecía por segunda vez en Martes Santo desde que decidió abandonar la Madrugada del viernes, pero ayer fue la primera vez que pudo realizar el recorrido completo desde que cambió de día. El tiempo esta vez se convirtió en un aliado para una hermandad que ha ganado en número de penitentes al iniciar su estación de penitencia con la claridad de la tarde. Santa Cruz, templo cofrade por excelencia, ya es uno de los puntos de referencia del Martes Santo.

La actividad en la iglesia radicada en el barrio del Pópulo comenzó desde bien temprano. La junta de gobierno se reunió por la mañana para analizar la previsión del tiempo y la conclusión no pudo ser más positiva: cielo despejado desde el mediodía.

Una oración en el interior del templo y la lectura de la carta enviada por el obispo, Rafael Zornoza, precedieron la salida del cortejo.

La cruz de guía era fiel al horario establecido y se dejaba ver en la plaza Fray Félix a las siete menos cuarto de la tarde. Mientras los penitentes partían su camino, dentro de Santa Cruz empezaba a sonar la marcha Mayor Dolor de María que la banda de música Gailín, de Puerto Serrano, dedicó al paso de misterio mientras éste se dirigía a la puerta para enfilar la salida. Esta banda escoltó después al paso de palio durante todo el cortejo.

Una vez en la calle, la imagen de Jesús del Mayor Dolor contó con el acompañamiento de la capilla musical Lignum Crucis, de San Fernando.

Minutos después era el paso de palio el que empezaba su camino con la marcha Sanidad, todavía en el interior del templo. Una horas más tarde, la Virgen de la Salud entraba en Palillero al ritmo marcado por la marcha ‘Salud Infirmorum’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios