Miércoles Santo

Medinaceli, fiel a su cita ante el convento de La Banda

  • La cofradía del Cautivo rindió ayer visita a las Hermanas de la Cruz durante un lucido desfile procesional.

AUNQUE hasta el último momento estuvo pendiente de la climatología, ante las previsiones que auguraban un aumento de la fuerza del viento durante la noche de ayer, finalmente la Cofradía del Medinaceli volvió a cumplir con su tradicional cita ante el Convento de las Hermanas de la Cruz y se aventuró a cruzar el Puente de Nuestra Señora de los Remedios para procesionar por algunas de las calles de La Banda, portando los pasos de esta hermandad como es tradición en la misma los costaleros de la Peña la Ilusión.

Ésta fue sin duda una de las notas destacadas del lucido desfile procesional que protagonizó la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, Medinaceli, y María Santísima de los Dolores Servitas, una visita que la cofradía rinde cada cuatro años, si el tiempo lo permite, cada vez que se celebra cabildo de elecciones en la corporación y se elige nueva Junta de Gobierno.

Así, el buen ambiente presente en las calles ayer durante la tarde noche permitió engrandecer aún más una estación de penitencia que, como cada Miércoles Santo, es arropada desde las aceras por miles de fieles y devotos, curiosos y visitantes, ante la imponente imagen del Cristo Moreno.

De esta forma, tras realizar Estación de Penitencia en el interior de la Iglesia Mayor antes de la salida, varias novedades presentaba ayer el cortejo que posteriormente recorrió las calles de la ciudad por espacio de unas horas, un desfile que se inició para el paso del Cristo con los sones de la marcha dedicada a él, 'En cuerpo y alma', a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores Fundación Zoilo Ruiz Mateos, de Rota.

Entre los principales estrenos cabe destacar la remodelación del canasto del nuevo paso del Cristo, a cargo de Morales Carpinteros, de Sevilla, así como el tallado del frontal del mismo, a cargo del tallista sevillano Pedro Manuel Benítez Carrión. Este paso presentaba también ayer cuatro candelabros cedidos por el Grupo Parroquial Cristo del Amor.

Sin duda, el nuevo paso sobre el que el Cristo de Medinaceli procesiona desde el pasado año, y que en esta ocasión cumple su segunda fase de elaboración, tiene visos de convertirse en uno de los elementos más destacados de esta añeja cofradía chiclanera, más aún tras poder comprobarse ayer el estilo de tallado que presentará una vez que esté finalizado, a juzgar por la importante muestra que supuso el detalle del frontal del canasto.

Otra de las novedades estuvo también precisamente en el acompañamiento musical del cortejo, ya que por vez primera desfiló abriendo calle la joven Agrupación Musical Los Remedios, de Chiclana, delante del cortejo del Miércoles Santo chiclanero.

El palio, por su parte, inició su recorrido con la marcha 'Encarnación Coronada', tras la cual la Banda Municipal Maestro Enrique Montero interpretó 'Triana de Esperanza'.

Durante el recorrido, sin duda uno de los momentos especiales fue el de la imagen de la cofradía cruzando por el Puente Grande, algo que sucede en contadas ocasiones, y su procesionar por las calles de La Banda, una visita que es acogida con devoción y fervor por los vecinos de esta zona de la ciudad.

Al cierre de esta edición, la cofradía del Medinaceli y la Virgen de los Dolores continuaba su procesionar por las calles de Chiclana ante miles de fieles y público en general, acompañada un año más por una interminable hilera de personas en penitencia tras la imagen del Cautivo Moreno, una de las estampas características de la Semana Santa chiclanera cada Miércoles Santo y muestra de la gran devoción que esta imagen despierta entre chiclaneros y visitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios