Semana Santa

La resaca de la Madrugada en la calleLa pértiga altavoz de Columna

RNo a la música

Anunció la presencia de sus bandas en el traslado, y finalmente los dos pasos marcharon en silencio. Extraño caso el que se dio ayer con la cofradía de Ecce-Homo y el acompañamiento del traslado de sus pasos a San Pablo, después de quedarse en la Catedral el Martes Santo. Al parecer, el Obispado impidió que sonaran marchas tras los pasos aludiendo que en la jornada del Sábado Santo no era conveniente -aunque horas más tardes salió Soledad con su banda sin mayores problemas-. Parece que aquí algunos ven en la música algún tipo de relación con el demonio. Y lo más grave es que dicen que el Obispado ha actuado a petición del Consejo; si fuera así, sería la última de este año para cubrirse de gloria los señores de Cobos...

RLa carga

Este pertiguero entiende que cuando un paso se levanta y echa andar, lo que se ve de faldones para abajo (pantalones, calcetines y zapatos, básicamente) forma parte también de la vestimenta de un cortejo procesional. Y si tenemos en cuenta que la Semana Santa es esencialmente estética, sorprende cómo los capataces y fiscales no echan absolutamente ninguna cuenta a cómo visten -cada vez peor- los cargadores y también los maniguetas. Increíble la de deportivas con colores chillones o directamente reflectantes que se ven debajo de los pasos, la de túnicas cortas que llevan los maniguetas (el Miércoles Santo se vio uno con la túnica casi a la altura de las rodillas y vaqueros por debajo) o algunos 'accesorios' que han llamado especialmente la atención esta Semana Santa.

RY los martillos

Hablando de carga, tiene gracia que ni siquiera ha terminado la Semana Santa y ya hay bastante rumorología sobre cambios de capataces. Según indican, no seguirá al frente el capataz de un paso de palio del Domingo de Ramos (dicen que antes incluso de que saliera la cofradía ya habría comunicado el hermano mayor que sería el último año del capataz); y en la cuerda floja está también el martillo de un paso del Lunes Santo. Habrá que esperar las próximas semanas y meses para ver qué acontece en esta 'sección' de la Semana Santa. Pero normalmente cuando el río suena...

RLa hostelería

A nadie se le escapa que la Semana Santa ha sido un balón de oxígeno para los bares de la ciudad. Por poco que uno se haya dado una vuelta cualquier tarde-noche de estos días habrá visto bares y terrazas llenos de público consumiendo. Y es que hay quien defiende que en estas fiestas la hostelería ingresa más que en Carnaval. Por eso, sorprende la nula colaboración de un establecimiento de la calle San Francisco (esquina a Nueva) en la noche del Viernes Santo, que no tuvo el detalle de apagar la luz exterior del establecimiento durante la media hora que apenas tarda en pasar Buena Muerte. Eso sí, su caja registradora seguro que sí notaría la presencia de esta cofradía en la calle... Tampoco colaboró con este asunto la farmacia de San Francisco arriba, hay que apuntar.

RDe vergüenza

En la Madrugada, la calle Barrocal, cerca de Candelaria, había sido elegida como el lugar donde orinar. Casi imposible andar sin sortear orines. Y del olor, ni hablemos. Y eso que en Candelaria había urinarios portátiles. Otro tanto ocurría al final de la calle Rosario Cepeda, mientras pasaba por la puerta del Obispado la cofradía de Descendimiento. Yo creía que esto solo pasaba en Carnavales.

RLa tele a toda voz

Candelaria. En la esquina con Santiago. Viernes Santo a las once y media de la noche. Se apaga la luz y se hace el 'Silencio' para esperar a Buena Muerte. Una señora, con el balcón abierto de par en par, se olvida de apagar la tele y el sonido es perceptible por todo el público. La señora está viendo Onda Cádiz y suena una marcha de cornetas y tambores. ¿Trae Buena Muerte música este año?, se preguntan los más despistados. No. Sonaba la banda que acompañaba a las Siete Palabras, ya que la cadena local emitía en esos momentos el paso de esta hermandad por el Palillero. Un buen rato después, la señora se percató de que su televisor estaba dando el cante (y no de saeta, precisamente).

RApuros

Los que se han pasado estos días en algunos pasos y algunos puntos de la ciudad. En la Madrugada, los grandes misterios de Descendimiento y Perdón sufrieron la estrechez de las calles; el primero 'perdió' una cantonera, y el otro se quedó 'encajado' en el túnel de Santiago. También se quedó 'encajada' ayer Soledad de Santo Entierro en la calle Compañía, teniendo que quitarle las cantoneras a la Cruz para poder seguir adelante.

RAhí queó

Como el sacristán que cierra la puerta tras entrar la Virgen, como el capataz que da su último martillazo para dejar el paso en el exacto lugar donde lo levantó horas antes, como el que recoge las sillas en la carrera oficial mientras de lejos suena la última marcha... Con ese sabor agridulce toca apagar los ciriales y decir adiós a una nueva Semana Santa, que el pertiguero y sus acólitos se marchan a celebrar la Pascua. Queda cumplida, un año más, nuestra misión, siempre buscando el bien de la Semana Santa y para mal de los poleás (que los hay, y muchos). Feliz Resurrección.

Los WhatsApp del Pertiguero

A la 1.48 del Viernes Santo: "La fe de Afligidos mascando chicle con la boca abierta e incluso sacándolo para hacer una pompa. No creo que sea el decoro que esté a la altura de un cortejo como el de Afligidos". A la 01.50: "Calle Ancha. Medinaceli 25 minutos de paso. Ole!". A las 3.43: "Gana mucho el Nazareno con banda". A las 21.39: "Excelente informe del Diario sobre la lluvia en Semana Santa". Ayer a las 11.34: "Lo de la crucecita blanca en el capirote de Buena Muerte es de Viernes de Dolores en Benacazón...". A las 12.30: "¿Quién ha prohibido la vuelta a casa del Ecce-Homo con música?". A las 20.34: "Soledad se ha quedado encajada en Compañía. La cruz entre dos balcones. Capaces de no haber medido nada más que el paso". A las 20.35: "Le quitan las cantoneras. Bronca entre los capataces".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios