Sábado de pasión, el día de las vísperas

La Isla abraza la Semana Santa más anhelada

  • La ciudad ansía disfrutar de sus hermandades tras doce años consecutivos de mal tiempo

ÁVIDA de calle y con ganas de acabar con la llamada generación de la lluvia, aquella que no ha conocido una Semana Santa completa en doce años, La Isla asoma entusiasta a un Domingo de Ramos tardío que llega mediado ya el mes de abril con los mejores partes del tiempo que se han conocido en la última década. 

Ese anhelo de apacibles y primaverales tardes de procesiones que alejen de las memoria el desastre que la lluvia ha propiciado tantas veces, en tantas ocasiones ya, es sin duda el sentimiento más característico que acompaña esta nueva Semana Santa que la ciudad –La Isla cofrade– saluda con emoción infantil y que ansían también comerciantes y hosteleros, deseosos de remontar una mala racha que dura ya demasiados años. Se añora la normalidad. Es el gran deseo que acompaña a este nuevo Domingo de Ramos. 

Hoy nacerá una nueva Semana Santa cuando, a las cuatro en punto de la tarde, las puertas de la capilla lasaliana vuelvan a abrirse de par en par para dejar salir al cortejo de la Borriquita, que llenará de alborozo infantil el centro de la ciudad. Así lo manda la tradición cofrade isleña. Pero, ¿cómo será la Semana Santa de 2014 a la que la ciudad dará hoy la bienvenida? 

En términos generales, la Semana Santa que llega no deparará grandes novedades, salvo el cambio de hora de la salida de la joven hermandad de las Tres Caídas –que pasará a formar parte de la nómina de cofradías de la tarde del Jueves Santo– y el regreso delRosario, una vez normalizada la situación interna de su junta de gobierno y consumado el cambio de sede canónica a la Iglesia Mayor.Tras tres años sin poder efectuar su salida penitencial, la Virgen blanca volverá a recorrer las calles de La Isla en la noche del Viernes Santo seguida de la numerosa penitencia que la acompaña y arropa en estas horas de oración. 

Habrá también cambios de itinerarios de cierta relevancia –entre ellos, los de los Afligidos y Prendimiento– que, en cierto modo, reiventarán las jornadas cofradieras y permitirán recuperar estampas excepcionales de la Semana Santa, como la del misterio de Los Estudiantes a su paso por la antigua capilla del Cristo, en la calle Patrona. 

La del 2014 será también una Semana Santa sumamente discreta en cuanto a estrenos en los cortejos procesionales.En eso seguirá la línea del año pasado. Las hermandades han conseguido por ahora aguantar el envite de la crisis pero, al igual que todos los colectivos, se han visto obligadas a apretarse el cinturón. No hay más remedio. Los años de espectaculares y grandes proyectos parecen haber quedado atrás. Se mide el gasto, se piensa más antes de incrementar el patrimonio de la cofradía, hay otras prioridades. Eso sí, las grandes actuaciones en marcha continúan adelante por fases, al pausado ritmo que marca la economía de cada hermandad.

Esta tarde podrá contemplarse uno de estos estrenos, la primera fase del tallado del paso de misterio de la hermandad de la Borriquita, una obra salida de los talleres sevillanos de los Hermanos Caballero que realzará el clásico misterio de Miñarro. El frontal del canasto llegó de la capital hispalense en las vísperas del Viernes de Dolores y fue montado en el interior mismo de la capilla lasaliana de la Estrella. Un detalle de la obra llama poderosamente la atención: las hojas de palma trenzadas talladas que figuran a lo largo de la cenefa inferior del canasto: sin duda, el rasgo más característico de este nuevo paso en ciernes. 

Habrá otras hermandades que esta Semana Santa mostrarán nuevas fases de talla y dorado en los nuevos pasos que llevan realizando desde hace años, como  Medinaceli, Huerto y Prendimiento. Caridad, por su parte, seguirá con la monumental obra de orfebrería que está llevando a cabo en los talleres sevillanos los hermanos Delgado López. El próximo Martes Santo mostrará las nuevas capillas de la trasera del paso. 

Como siempre, las efemérides cofrades estarán muy presentes en la celebración de la Semana Santa y en las salidas procesionales de las distintas cofradías. Resulta especialmente significativa la conmemoración en 2014 del 75 aniversario fundacional de la hermandad de Nuestro Padre Jesus de los Afligidos y María Santísima de la Amargura, Los Estudiantes. Es, como suele decirse, la más antigua de las nuevas, la primera hermandad fundada en el sigloXX, nada más finalizar la Guerra Civil.

Afligidos inauguró una nueva era cofrade y abrió la puerta a la fundación de un gran número de nuevas hermandades –de todas las nuevas, como suele decirse– que cambiaron por completo la Semana Santa de SanFernando. La de los Estudiantes ha sido siempre una cofradía precursora de la Semana Santa en muchos sentidos. Por ejemplo, en los años 90 fue la primera que tomó la decisión de renovar su paso de misterio y de ejecutar por fases un proyecto monumental de talla, dorado y policromía e imaginería. 

El aniversario de los Estudiantes ha dejado ya para la memoria cofrade momentos realmente especiales con el Vía Crucis de las Hermandades, que presidió la imagen nazarena de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos en la tarde del primer lunes de la Cuaresma, un acto penitencial que se desarrolló en el interior de la Iglesia Mayor y que para la hermandad del Lunes Santo fue también un momento histórico y pleno. 

La de 2014 será también la Semana Santa de las ausencias. El recuerdo a las víctimas isleñas que dejó la tragedia ferroviaria de Santiago de Compostela –todas ellas vinculadas a la hermandad de la Sagrada Oración en elHuerto– estará más que presente en todas las salidas procesionales, muy especialmente en el caso del insigne cofrade isleño Ignacio Bustamante Morejón, que fue hermano mayor de la cofradía del Martes Santo durante más de 20 años, presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías y pregonero de la Semana Santa en 1987. Otro nombre propio que ha escrito la Semana Santa de SanFernando a lo largo de las últimas décadas –el de Tito Collantes, recientemente fallecido– será especialmente recordado en estos días, sobre todo, en la jornada del Jueves Santo, en la que procesiona la que fuera la hermandad de sus amores, la de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia y María Santísima de la Piedad. Y ayer, las vísperas del Domingo de Ramos se tiñieron de luto al conocer el fallecimiento de José Luis Rodríguez Carelli, un hermano histórico de la Borriquita.

Por otro lado, no puede pasarse por alto en esta SemanaSanta que nos llega el anuncio que hace apenas unos días realizó el alcalde de la ciudad, José Loaiza, al plantear al Consejo de Hermandades y Cofradías en el transcurso de un pleno de hermanos mayores la posibilidad de adecuar un museo de la Semana Santa en el entorno del Zaporito. El Ayuntamiento haría las obras necesarias para adecuar la finca y las hermandades asumirían su gestión. El museo podría abrir sus puertas en 2015. La propuesta está siendo estudiada por las hermandades, que tendrán que pronunciarse acerca de la viabilidad de la iniciativa municipal. 

Pero ayer era Sábado de Pasión y la llegada de una nueva Semana Santa se vivía de manera especialmente intensa en el interior de los templos de las hermandades del día, mientras se preparaban insignias, se pinchaban claveles y se ponía todo a punto para hoy aferrarse al Domingo de Ramos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios