Semana Santa

Día de carrera 'extraoficial'

  • El paso de las cuatro cofradías por prácticamente el mismo itinerario, fuera de carrera oficial, congregó desde primera hora de la tarde a numeroso público que ocupó las calles con todo tipo de sillas

El Miércoles Santo siempre ha sido conocido como el día de los grandes misterios, en referencia principalmente a los grandes pasos de madera dorada de Las Aguas, Sentencia y Cigarreras. El día de ayer era también el que marcaba el ecuador de la Semana Santa. Y desde hace unos años se ha convertido en el día por excelencia de la carrera extraoficial; o carrera ilegal.

Además del recorrido desde Catedral hasta la confluencia de Ancha con San José, en la jornada de ayer coincidían en buena parte de su itinerario nada menos que las cuatro cofradías. Y claro, eso conllevó que el público presenciara el discurrir de los cortejos, uno detrás de otros, en todo tipo de sillas y elementos para sentarse.

Las primeras zonas en ocuparse fueron San Juan de Dios y Pelota, vías de acceso ayer a la plaza de la Catedral para tres de las cuatro corporaciones que hacían estación de penitencia. Desde primera hora de la tarde, las aceras estaban ocupadas por sillas. Pero no por las de madera de tijera que se distribuyen por la carrera oficial, sino por otras de lo más variadas. Las más discretas eran unas pequeñas con patas y brazos de metal y asiento y respaldo de tela; pero también había muchas de playa, con los característicos colores azul y blanco.

Precisamente, la ocupación de las calles con estas sillas ha sido motivo de actualidad esta Cuaresma, a raíz de que en Sevilla se anunciara que este año se impediría esta práctica durante la Semana Santa. Las opiniones al respecto son variadas, pero lo cierto es que en algunas esquinas y en la plaza de San Juan de Dios se originó una auténtica muralla de sillas que dificultaba el tránsito normal de personas, o el acceso al paso de los cargadores a la hora de realizar un relevo.

La ocupación de la calle se trasladó horas después a San Francisco y Nueva, tramos por donde discurriría la cofradía del Caminito a su salida y las otras tres una vez finalizaran su paso por carrera oficial.

otro gran día

Esta limitación en el callejero cofrade de ayer marcó una jornada en la que el sol volvió a ser protagonista y que permitió que numerosos ciudadanos pudieran disfrutar de otro gran día. Eso sí, cuando el sol se fue escondiendo las temperaturas eran quizá más bajas que en los últimos días, por lo que muchos recurrieron a las prendas de abrigo para seguir viendo procesiones durante la noche.

Siguiendo a lo ocurrido los días anteriores, las cofradías comenzaron a ponerse en la calle desde bastante temprano. A las cinco menos cuarto de la tarde Santa Cruz abría la jornada con la salida de la cruz de guía de la hermandad de Las Aguas. Y de ahí la atención se trasladó al barrio de Santa María, desde donde partía a las cinco y cuarto de la tarde Cigarreras y una hora después Sentencia.

Los pasos de misterio de estas tres corporaciones eran de lo más atractivo de la jornada, a lo que se sumaban destacados palios y, por supuesto, el contrapunto de la sobriedad del Caminito como broche de oro.

san juan de dios

Esta plaza podía considerarse ayer como principal núcleo en el paso de hermandades. La primera en cruzar la plaza fue Cigarreras, tras cuyo paso de misterio marcharon tres mujeres de los parados encerrados en Santo Domingo con camisetas en cuyas espaldas se leía "Ama a tu prójimo como a tí mismo".

Numeroso público disfrutaba del paso de este cortejo, que tuvo una continuidad inmediata con la cofradía de Sentencia, que marchaba justo detrás.

Algunos penitentes del Caminito (unos debidamente cubiertos y otros con el capirote bajo el brazo) cruzaban a esa hora la plaza camino de Argüelles. Y el dorado de los dos misterios de Santa María brillaban por allí con los reflejos del sol.

En torno a las ocho de la tarde entraba en San Juan de Dios el palio de Buen Fin, y con ello las mareas de público se trasladaron a Nueva y San Francisco, por donde bajaba la última cofradía del Miércoles Santo -el Caminito- en carrera oficial y, a su vez, la primera en este tramo de la carrera extraoficial que ayer se habilitó de manera informal en buena parte de los itinerarios de las cuatro hermandades.

retrasos

Se han convertido ya en algo habitual; y lo que es peor, algo normalizado en la salida de las hermandades. La carrera oficial experimentó ayer nuevos retrasos. Por poner dos ejemplos, el misterio de Sentencia entró en Palillero con diez minutos de retraso; y el Caminito bajaba por Arquitecto Acero a la hora en la que tenía que estar entrando en Candelaria (unos veinte minutos más tarde de lo establecido).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios