Semana Santa

Cristo en 14 versos

  • Mariano Jesús Camacho edita 'Sonetos de Pasión', el libro de un "espectador" de la Semana Santa

No es escritor, ni cofrade, ni hermano de cofradía alguna. Ahí radica la singularidad de su obra. Mariano Jesús Camacho Ortega es un espectador de la Semana Santa que desde su punto de vista "contemplativo y observacional" ha plasmado la devoción de una ciudad entregada a sus imágenes en 50 poemas. El libro, autoeditado y presentado el pasado viernes en la sede del Consejo de Hermandades, se titula 'Sonetos de Pasión' y se distribuye en Amazon, al precio de 12,80 euros, conteniendo fotos de José Antonio Camacho.

Cuenta que ha elegido el soneto, con sus catorce versos, porque tiene "capacidad para ubicar la imagen en un contexto histórico y artístico. Quiero transmitir lo que hace que la gente tenga devoción a las imágenes". Camacho repite experiencia con esta composición poética de arte mayor, ya que anteriormente ha publicado 'Sonetos de fútbol', dedicado a 125 leyendas del balompié.

Como aseguró el autor en la presentación del viernes en 'Sonetos de Pasión' las imágenes de Cristo "suscitan poemas y mi intención al escribirlos es que los sonetos generen vivencias e imágenes en los lectores. Desde esa premisa nace este libro, como invitación poética a la vía pulchritudinis, el verdadero camino hacia la belleza interior de un Jesús gaditano vivo en la madera". Esta obra no es más que "la observación de un gaditano que valora el trabajo anual de conservación patrimonial, y admira la función social y evangélica de las hermandades".

El libro incluye 50 sonetos, la mayoría dedicados a cristos de la ciudad, entre ellos todos los que procesionan en la Semana Santa. "He querido incluir los que no procesionan, pues son para mí como la 'Bella Escondida", comenta. Es el caso del Ecce-Homo de La Roldana que se venera en la Catedral, el Nazareno del Patio que está en San Antonio, el Cristo de la Mirandilla en la capilla del colegio lasaliano donde Camacho estudió, el Prendimiento de las Descalzas, el Cautivo de San José e incluso el Silencio en el Desprecio de Herodes, de origen gaditano y que ahora se venera en Córdoba.

Además de un soneto para la Virgen de las Penas, en la única licencia mariana del libro, hay versos para el recordado Mariano Arce, primo del autor de este libro, y seis imagineros: Ortega Bru, Buiza, Álvarez Duarte, Martínez Montañés, Juan de Mesa y Sebastián Santos. Cierra la cincuentena un homenaje a la saeta.

Para Camacho "Cádiz es pasión, y son estos sonetos un recorrido por las valiosas tallas de Cristo que existen en nuestra ciudad. Es una forma de identificar en la talla de cada uno de los sagrados titulares el detalle que escapa a todo entendimiento y se adentra en el pasional terreno de la fe del barrio".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios