Domingo de Resurrección

El Resucitado pone el broche a las salidas procesionales en Chiclana

  • El cortejo discurre por las calles del centro con buen ambiente de público en una mañana que mejoraba a medida que pasaban las horas

Momento de la salida del Resucitado a la plaza Mayor desde su templo. /

Comentarios 1

Una vez finalizada la eucaristía con la que se celebraba la Pascua de Resurrección en la Iglesia Mayor Parroquial de San Juan Bautista, iniciaba su itinerario en este Domingo de Resurrección la última de las salidas procesionales de la Semana Santa chiclanera desde la Plaza Mayor, en una mañana nublada en la que una fina lluvia amenazaba con deslucir el cierre de la Semana de Pasión.

Pero nada más lejos de la realidad, ya que el cortejo se echó a la calle confiado de que las nubes dejarían paso a una brillante jornada de clausura, una comitiva formada por las representaciones de las hermandades y cofradías de la ciudad, de penitencia y de gloria, así como miembros de la Iglesia local, grupos parroquiales, etc.

Y sobre el paso de alpaca plateada propiedad del Consejo de Hermandades, la imagen de Jesús victorioso sobre la muerte, una iconografía que este año estrenaba las potencias y bajo cuyos pies exornaba el paso, portado por los costaleros de la peña La Ilusión, una variedad de flores de diversos colores y tonalidades con las que se representaba la alegría y esperanza del Cristo resucitado, en contraste con el plateado del paso y la blancura de sus faldones.

A los sones musicales, como cada Domingo de Resurrección en Chiclana, la Municipal Maestro Enrique Montero, banda sonora de cada jornada de clausura de la Semana Mayor chiclanera.

Así, aunque el día comenzó a medio gas, a medida que el cortejo discurría por las calles del centro el ambiente crecía, especialmente en calles como La Plaza o de vuelta ya a su templo, despedida de la Semana Santa.

Y con los sones de aleluya se ponía el broche a una semana marcada por la brillantez en los desfiles procesionales y durante la cual tan sólo la Hermandad del Medinaceli se ha visto imposibilitada para procesionar debido al riesgo de precipitaciones el Miércoles Santo. Ahora toca pensar en la próxima edición de una celebración religiosa y popular que va a más pero que necesita de algunas mejoras para seguir situándose a la altura de una ciudad como Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios