Cuaresma

El 'pescadito' de Gabriel Cruz iluminará el palio de Soledad

  • Vera-Cruz anuncia que incorporará esta imagen en su candelería tras la muerte del pequeño almeriense

El característico palio de Soledad de Vera-Cruz, en San Francisco. El característico palio de Soledad de Vera-Cruz, en San Francisco.

El característico palio de Soledad de Vera-Cruz, en San Francisco. / jesús marín

La trágica muerte del niño almeriense Gabriel Cruz que ha conmocionado al país entero estará presente en la Semana Santa gaditana. La cofradía de Vera-Cruz ha anunciado que en la candelería del paso de palio de la Virgen de la Soledad se pintará el característico pescadito que tanto se ha vinculado al menor almeriense desde su desaparición.

Cada año por estas fechas, un grupo de hermanos de la cofradía se reúne para decidir qué motivos se pintan en la candelería de su Dolorosa. "Analizamos el año, vemos qué efemérides se cumplen, qué ha ocurrido o va a ocurrir y entonces decidimos a qué dedicar cada cirio pintado", explica el mayordomo de la corporación, Pablo Castellano, que participa junto a otros cuatro cofrades de esas reuniones.

El pescadito de Gabriel Cruz aparecerá en uno de los cirios que originalmente iban a estar dedicados a los niños mártires Justo y Pastor; en concreto, esta figura aparecerá en el cirio dedicado a Justo. En el otro, se pintará debajo de la representación de San Pastor un lazo de luto por las víctimas del maltrato infantil.

Con estos dos cirios quiere Vera-Cruz rendir un homenaje a los niños, recordando el trabajo que realizan con el programa de acogida de niños bielorrusos o la reciente creación de un grupo infantil que además se incorporará este año al cortejo procesional del Lunes Santo mediante un tramo de paveros que se estrena.

Estos dos cirios dedicados a la infancia se dispondrán en los primeros cirios de la candelería, donde también habrá pinturas representativas de la diócesis de Cádiz, con motivo del 750 aniversario de su traslado a la capital (apareciendo en el cirio el escudo de la diócesis), y de la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera-Cruz, que cumple este año su cincuenta aniversario (pintándose también el escudo de esta confraternidad).

También quiere rendir Vera-Cruz homenaje al que fuera párroco del Rosario, Juan Piña, fallecido recientemente a causa de una enfermedad. Por ello, los ciriales que escoltan a la cruz parroquial llevarán pintados un rosario en uno y el anagrama de María en el otro.

Por su parte, en las seis velas que van más próximas a la Virgen se representará este 750 aniversario de la diócesis (apareciendo un cirio dedicado a San Hiscio, a quien se atribuye el origen del Cristianismo en Cádiz; otro a San Servando y un tercero a San Germán, en su condición de patronos de la diócesis, además de la ciudad) y otras efemérides como el 600 aniversario de la llegada a Ceuta de la Virgen de África (que aparecerá en uno de esos seis cirios), el 800 aniversario de la orden de los mercedarios (pintándose a su fundador, San Pedro Nolasco) y la figura de la Venerable Madre Encarnación, fundadora del Rebaño de María con cuya casa mantiene la cofradía una estrecha relación desde hace muchos años.

Por último, la cofradía ha anunciado los motivos que aparecerán en los ciriales que escoltan los dos pasos. En el del Cristo irán instrumentos de la Pasión; y en el de la Virgen invocaciones de la Letanía Luretana (Puerta del Cielo, Pozo de Sabiduría, Estrella de la Mañana y Casa de Oro).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios