Cuaresma

Buena Muerte mantendrá todo su recorrido a oscuras

  • Vera-Cruz discurrirá con la luz apagada desde la calle Ancha hasta su recogida

El Crucificado de San Agustín, el pasado Viernes Santo. El Crucificado de San Agustín, el pasado Viernes Santo.

El Crucificado de San Agustín, el pasado Viernes Santo. / fito carreto

Comentarios 1

Las hermandades gaditanas que vienen realizando parte de su recorrido a oscuras mantendrán esa condición en la próxima Semana Santa. El Ayuntamiento confirmó ayer nuevamente que colaborará con las hermandades penitenciales de Vera-Cruz, Sanidad, Caminito y Buena Muerte en el apagado de la iluminación en algunos tramos de sus respectivos itinerarios, manteniendo así el compromiso de los últimos años.

La más beneficiada con esta medida vuelve a ser, un año más, la cofradía de Buena Muerte, que seguirá realizando la totalidad de su recorrido a oscuras. Esta condición -que en la hermandad recuerdan que es una tradición que se remonta al año 1921- se mantendrá en 2018 a pesar del nuevo itinerario de la carrera oficial, por lo que el portentoso Crucificado y el palio de Mayor Dolor recorrerán sin luz Nueva, la plaza de San Juan de Dios o la calle Pelota, lo que será una de las estampas de la Semana Santa.

Junto a Buena Muerte, la gran beneficiada de este año es la hermandad de Vera-Cruz, que ha visto aceptada su petición de que el apagado de las luces se adelante a la calle Ancha, en lugar de comenzar en la calle San Pedro como venía ocurriendo hasta ahora. Por tanto, prácticamente todo el camino de regreso de la última hermandad del Lunes Santo desde que abandona la carrera oficial (Ancha, San José, San Pedro, Sagasta, Tinte y San Francisco) se realizará sin iluminación eléctrica.

Por su parte, la hermandad de Sanidad seguirá transitando a oscuras desde Marqués de Cádiz hasta su entrada en Santa Cruz (por Pelota y las calles del barrio de El Pópulo). Y El Camino procesionará también sin luz en los metros finales de su itinerario (desde la plaza de San Francisco hasta su capilla de Isabel La Católica).

Conviene recordar que esta medida municipal es noticia desde que en el año 2012 las hermandades conocieron (en la mañana del Martes Santo, ya que la jornada anterior Vera-Cruz suspendió su salida debido a la lluvia) que el Ayuntamiento -entonces gobernado por el Partido Popular- no apagaría la luz en sus recorridos, como sí venía haciendo desde años anteriores, especialmente con Buena Muerte en la totalidad o en buena parte de su itinerario (aunque ese año la cofradía del Viernes Santo tampoco saldría a consecuencia de la lluvia).

A raíz de esa situación, se iniciaron una serie de reuniones y gestiones que finalizaron con la firma de un convenio de cara a los años venideros que hasta el momento se ha ido renovando año tras año. El de 2018, al menos, también tiene ya luz verde por parte del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios