Miércoles Santo en El Puerto

El cielo escuchó la plegaria de El Olivo y le permitió salir

  • La junta de gobierno de la hermandad decidió finalmente procesionar, aunque se retrasó la salida

El momento en el que los hermanos conocieron la decisión de la Junta de Gobierno. El momento en el que los hermanos conocieron la decisión de la Junta de Gobierno.

El momento en el que los hermanos conocieron la decisión de la Junta de Gobierno. / Andrés Mora

La hermandad de El Olivo vivió ayer una intensa jornada ya que debido al pronóstico meteorológico, hasta última hora no se tuvo claro si habría salida procesional. Desde antes de las seis de la tarde los hermanos fueron acudiendo a la Basílica Menor de Los Milagros, donde aguardaron pacientemente hasta que la junta de gobierno tomó la decisión final.

A las siete de la tarde, media hora antes de la prevista para la salida, el hermano mayor de la Oración en el Huerto, Antonio Romero, se dirigió por primera vez a los hermanos para explicarles que según el último parte meteorológico facilitado por la Base de Rota, las previsiones de lluvia eran de un 40%, pero que se reducirían a un 20% en el plazo de dos horas.

En ese momento se solicitó permiso al Consejo Local de Hermandades y Cofradías para retrasar la salida en 45 minutos, de manera que a las ocho de la tarde se consultaron de nuevo las previsiones de la Base.

Tras una nueva reunión de la junta de gobierno, finalmente Antonio Romero se dirigió a los hermanos presentes en la Basílica para darles la buena noticia: El Olivo realizaría su estación de penitencia. un cerrado aplauso saludó la decisión y a las ocho y media de la tarde se abrieron las puertas del principal templo portuense para dejar salir al Guión de la hermandad.

Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto, nada más salir de la Basílica. Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto, nada más salir de la Basílica.

Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto, nada más salir de la Basílica. / Andrés Mora

Desde antes de las siete y media de la tarde numeroso público aguardaba fielmente en la Plaza de España, confiando en que finalmente pudiera salir la procesión. Así fue, y pasadas las ocho y media de la tarde hacía su entrada en la plaza Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto.

Una de las cuestiones que más preocupaba a la hermandad ante la amenaza de lluvia era que se produjera alguna situación de peligro en caso de cayera un aguacero, sobre todo teniendo en cuenta que son casi un centenar de niños los que procesionan con el Olivo.

A las nueve de la noche se asomaba también a la Plaza de España María Santísima de Gracia y Esperanza, acompañada la banda de música Virgen de las Mercedes de Bollullos par del Condado (Huelva). Acompañando al Cristo, por su parte, avanzaba la agrupación musical Santa María Magdalena de El Arahal (Sevilla). Eran aproximadamente las nueve y media de la noche cuando la hermandad atravesaba la Carrera Oficial, a buen paso, para dirigirse hacia la Plaza de la Cárcel a través de Luja, Recta y Curva.

María Santísima de Gracia y Esperanza, en el templo antes de iniciar su recorrido. María Santísima de Gracia y Esperanza, en el templo antes de iniciar su recorrido.

María Santísima de Gracia y Esperanza, en el templo antes de iniciar su recorrido. / Andrés Mora

Al cierre de esta información la hermandad continuaba con su recorrido por las calles de El Puerto, confiando en que la fina lluvia que caía no fuera a más durante la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios