Viernes Santo en El Puerto Soledad y Veracruz recorren la ciudad arropadas por sus fieles

  • Las procesiones de la noche del Viernes Santo retrasaron sus salidas pero el público premió el esfuerzo de estas históricas cofradías 

  • La noche fría y desapacible no desanimó a los fieles y los cortejos marcharon con rapidez para mantener sus horarios de recogida

La Virgen de la Soledad, justo después de su salida de la Basílica de Nuestra Señora de Los Milagros. La Virgen de la Soledad, justo después de su salida de la Basílica de Nuestra Señora de Los Milagros.

La Virgen de la Soledad, justo después de su salida de la Basílica de Nuestra Señora de Los Milagros. / Andrés Mora

Comentarios 0

A pesar de que las dos hermandades que hacen su estación de Penitencia en la tarde noche del Viernes Santo se vieron obligadas a retrasar su salida, buscando una mayor estabilidad meteorológica que los partes prometían al caer la noche, tras consultarlo sus juntas de gobierno con el Consejo Local de Hermandades, los cientos de fieles que esperaban en la puerta de las iglesias de San Joaquín y de la Basílica de Nuestra Señora de los Milagros, no abandonaron en ningún momento su lugar, a la espera de ver salir las procesiones y con ellas a sus venerados titulares. 

De esta forma, numeroso público esperó pacientemente en la calle Cielo para ver salir a la Ilustre y Antigua Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, Nuestra Señora del Mayor Dolor y María Santísima de Consolación y Lágrimas, que está considerada la más antigua de El Puerto y que procesiona desde hace ya varios años con un solo paso. Poco antes de salir el cortejo, sus responsables tomaron la decisión de retrasar media hora el inicio de su recorrido procesional, que comenzó a las 20:00 horas en lugar de a las 19:30 como estaba previsto, entrando primera en la Carrera Oficial.

El Cristo de la Veracruz y María Santísima de Consolación y Lágrimas volvieron a procesionar juntos en el Misterio. El Cristo de la Veracruz y María Santísima de Consolación y Lágrimas volvieron a procesionar juntos en el Misterio.

El Cristo de la Veracruz y María Santísima de Consolación y Lágrimas volvieron a procesionar juntos en el Misterio. / Andrés Mora

Mientras tanto, y tal como habían anunciado previamente, la hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y San Francisco de Paula, esperaba en el interior de La Prioral a que se abrieran las puertas con 40 minutos de retraso sobre el horario anunciado inicialmente. Esta espera era importante, ya que debía dejar margen suficiente para que La Veracuz hiciera la carrera Oficial con la distancia suficiente para que no se oyera la Agrupación Musical Clemencia de Jerez de la Frontera, ya que el santo Entierro transcurre en silencio.

A las 20:30 horas se abrieron las puertas de La Prioral y apareció el guión negro de la procesión del Santo Entierro. Como es habitual en esta cofradía, iba precedida de una representación de las distintas hermandades que han procesionado en estos días pasados de la Semana Santa portuense. El recogimiento, el silencio y el respeto, dominaron el ambiente, a pesar de la gran cantidad de público presente en la salida, incluso familias enteras. A ello contribuía sin duda el estilo solemne de la hermandad, el toque de campanas de la iglesia en señal de duelo por la muerte de Cristo y el elegante negro y el morado que domina su estética.      

La imagen del Cristo Yacente, durante el recorrido por la calle Pagador. La imagen del Cristo Yacente, durante el recorrido por la calle Pagador.

La imagen del Cristo Yacente, durante el recorrido por la calle Pagador. / Andrés Mora

Detrás de los nazarenos e insignias de las distintas hermandades, marchaba un cuerpo de acólitos portando la corona de espinas y los clavos de la Cruz. Detrás, el paso de 'Las Escaleritas', el único en el que no aparece figura alguna, con la cruz vacía, como símbolo de la inminente Resurrección, aunque con los  faldones negros. Son muchas las personas que tocan los pasos y posteriormente se persignan en señal de devoción. 

El riguroso silencio del cortejo procesional, con un gran número de penitentes ataviados con túnicas moradas y negras, y con cirios del mismo color, anticipa la llegada del deslumbrante paso con la urna de plata bruñida, que contiene al Cristo Yacente, sobre un lecho de flores moradas y la candelería encendida. Acompañaban al paso el párroco y asistente eclesiástico del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Antonio Olmo; el presidente del Consejo Local de Hermandades, José Manuel Castilla; el alcalde, David de la Encina; la concejala de Fiestas, Ana Maria Arias y concejales de la Corporación, como Germán Beardo, Silvia Gómez o Ignacio González Nieto.  El párroco de La Prioral, Diego Valle, acompañaba igualmente a la procesión.

El paso de 'Las Escaleritas', el primero de los tres que procesionan en el Santo Entierro. El paso de 'Las Escaleritas',  el primero de los tres que procesionan en el Santo Entierro.

El paso de 'Las Escaleritas', el primero de los tres que procesionan en el Santo Entierro. / Andrés Mora

El Jueves y el Viernes Santo es frecuente en los cortejos procesionales la imagen de mujeres vestidas de mantilla. En la procesión del Santo Entierro, iban delante del paso de Palio, algunas con el rosario en la mano, con sobriedad y eleganciaNuestra Señora de la Soledad, cerraba el cortejo, con toda la candelería encendida, arreglos florales y numerosas mujeres acompañándola en penitencia.

En cuanto a La Veracruz, volvió a procesionar con la Virgen y el Cristo Crucificado en un mismo paso, llevado por más de setenta costaleros. Entre sus estrenos, se cuenta un puñal sobredorado para la Virgen, María Santísima de Consolación y Lágrimas, obra de Antonio Andújar y la restauración de las cartelas traseras del paso de Misterio, obra de Jose Luis Girón.

Tanto una como otra cofradía, a pesar de haber salido más tarde de lo previsto, han acelerado durante su recorrido para recogerse a las horas previstas inicialmente, en una noche fría y algo desapacible, que ha amenazado lluvia a lo largo de todo el trayecto.    

 

   

    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios