Semana Santa

El Señor de la Villa desafió al mal tiempo, inundando las calles otro Jueves Santo

  • Los cofrades obviaron la lluvia fina que les acompañó durante la salida

La del Jueves Santo es una de las noches más esperadas en la Semana Santa local. No solo por tratarse de uno de los días grandes para los cofrades, con cuatro pasos en la calle, también por la presencia del Señor de la Villa. Es la del Nazareno una de las imágenes que más devoción profesa en la localidad. Fue ese motivo uno por los que los hermanos de San Sebastián decidieron salir a la calle pese a la inestabilidad del tiempo.

Nazareno en el atrio de la Prioral Nazareno en el atrio de la Prioral

Nazareno en el atrio de la Prioral / C. Perdigones (Puerto Real)

A las nueve de la noche, tal y como estaba previsto, la Iglesia Prioral de San Sebastián volvía a abrir sus puertas en esta Semana de Pasión para iniciar el desfile procesional en el que participaban mas de 300 personas. Nuestro Padre Jesús Nazareno estaba ya en la calle y volvía a hacerlo, por tercer año consecutivo, acompañado de una banda de música abandonando el silencio de años anteriores. En este caso, era la Banda de Cornetas y tambores Zoilo Ruiz Mateos, de Rota.

Nazareno de Puerto Real en el atrio de San Sebastián Nazareno de Puerto Real en el atrio de San Sebastián

Nazareno de Puerto Real en el atrio de San Sebastián / C. Perdigones (Puerto Real)

Mas de 1.300 iris morados componían el exorno floral del paso de misterio que, al igual que en el paso de palio, había creado Carlos Canca, vestidor también de las imágenes junto con el equipo de mayordomía. Cuando el Cristo Nazareno ya enfilaba la calle San José, los sonidos del himno nacional anunciaban que la Virgen del Mayor Dolor, titular mariana de la corporación religiosa, salía al atrio de la Prioral.

Virgen del Mayor Dolor de Puerto Real Virgen del Mayor Dolor de Puerto Real

Virgen del Mayor Dolor de Puerto Real / C.P. (Puerto Real)

Las miradas se dirigían para la impresionante talla del sevillano Antonio Castillo Lastrucci, que procesionó este Jueves Santo con la corona recientemente restaurada. Un exorno floral compuesto por calas, astromelias, fresias claveles, flor de arroz y rosas –todas blancas– se mezclaban entre la candelería creando una conjunción perfecta, que contrastaba con el negro manto del Mayor Dolor.

Francisco Javier Sánchez Rubio y Francisco Reguera dirigían los pasos de los costaleros del paso de palio, mientras que Antonio Jesús Chanivet Sanz y Manuel Sánchez Berenguer dirigieron el paso misterio con la imagen de Jesús Nazareno y el Cirineo que le ayuda a cargar la pesada cruz.

Virgen del Mayor Dolor Virgen del Mayor Dolor

Virgen del Mayor Dolor / C.P. (Puerto Real)

Siempre pendiente del tiempo, los hermanos caminaban por calle San José bajo una fina lluvia, antes de girar por Santo Domingo y enfilar la calle De la Plaza para cumplir con su paso por la Carrera Oficial. A ella se dirigían al cierre de esta información, siempre pendientes de la información meteorológica, en una noche muy inestable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios