La Tribuna Cofrade La ‘Pre–Precuaresma’

  • El Consejo y las hermandades trabajan con cada vez más antelación, quizá ya excesiva, a la Semana Santa

En el Caído están inmersos desde el viernes en pleno proceso de reparto de túnicas. En el Caído están inmersos desde el viernes en pleno proceso de reparto de túnicas.

En el Caído están inmersos desde el viernes en pleno proceso de reparto de túnicas.

Anda la ciudad con el tiempo alterado últimamente. No el de las nubes y lluvias, que ya habrá ocasión para hablar de ese, sino el de los meses y las épocas del año. En los últimos años se ha entrado en una especie de nerviosismo alarmante por tener cerrado todo lo relativo a la Semana Santa cuando a la Semana Santa todavía ni se la espera. Y la tendencia parece que va a más.

Varias informaciones de estas últimas semanas confirman esta realidad. Sin ir más lejos, ya hay una cofradía (El Caído) que está plenamente inmersa en el reparto de túnicas para el Martes Santo. Además, el Consejo de Hermandades iniciaba también esta semana, todavía en enero, el proceso de renovación y adquisición de localidades de la carrera oficial. Carrera oficial, por cierto, por la que desde hace algún que otro mes ya se sabe casi con pelos y señales a qué hora pasará cada hermandad y por qué itinerario llegará a Nueva y cuál recorrerá a partir de Novena.

La Semana Santa de Cádiz tiene cartel elegido desde noviembre y presentado a principios de año (antes incluso que el del Carnaval, curiosamente), tiene los palcos de San Juan de Dios ya ocupados, tiene horarios e itinerarios (a falta de Piedad, que prácticamente va a repetir el modelo del pasado año), y por supuesto tiene bandas y capataces trabajando ya desde hace tiempo en la configuración de sus cuadrillas y en la afinación de sus repertorios (salvo Piedad, también, por las circunstancias especiales de este año).

Tal frenesí semanasantero lleva incluso a empezar a verse ya dolorosas ataviadas de hebrea, vestimenta propia de la Cuaresma. Y es precisamente este último tiempo el que queda en interrogante con todo esto, en parte. Si a estas alturas del calendario, si con todo lo que aún resta por delante ya tenemos orden de paso, horarios, itinerarios, carteles, sillas ocupadas, vírgenes de hebrea e incluso túnicas entregadas, ¿qué hacemos en Cuaresma?

A la fecha que estamos ya hay cartel, horarios, recorridos, vírgenes de hebrea y túnicas entregadas

Puede ser -y es solo un planteamiento- que con tanto adelanto en el tiempo las cofradías estén restando intensidad a una Cuaresma que precisamente en Cádiz está falta de contenido, de actividad, de hervor… ¿de qué vamos a hablar cuando llegue el Miércoles de Ceniza, si ya estará todo más que cerrado, organizado y decidido? ¿Qué vamos a hacer una vez se recoja el Despojado en Salesianos el 11 de marzo hasta que Vicente Rodríguez empiece su intervención el 7 de abril?

Ser precavidos y no dejar las cosas para el último momento son buenas señales por parte de las hermandades. Pero de ahí a elaborar itinerarios casi con el bañador puesto, a adquirir sillas de la carrera oficial con bufandas y paraguas y a ver vírgenes de hebrea casi al lado de los Reyes Magos va un mundo.El tiempo de las cofradías de Cádiz está alterado, algo así como el mundo con el cambio climático. Tanto, que vamos a tener que empezar desde ahora a hablar de la Pre-Pre Cuaresma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios