Semana Santa Cádiz 2019 | El Pertiguero

Una manera de hacer corta la espera

Una mujer haciendo punto en la carrera oficial Una mujer haciendo punto en la carrera oficial

Una mujer haciendo punto en la carrera oficial / Lourdes de Vicente

Una mujer ofrecía ayer una curiosa estampa en la calle Santiago, ya que trataba hacer más corta la espera hasta que llegasen las primeras hermandades haciendo punto, algo que es muy difícil de ver hoy en día. Desde mucho tiempo antes estaba esperando en su silla y con lo que tardan en pasar las cofradías en Cádiz, a la mujer le va a dar tiempo de hacer en esta Semana Santa una colcha entera.

Capataces y auxiliares ‘empujadores’

Qué falta de oficio se aprecia en ocasiones a la hora de ver un paso andando y maniobrando por las calles de la ciudad. Faltan capataces que hablen a sus cuadrillas, falta destreza a la hora de mover un paso por estrecheces o de tomar una esquina o cualquier otra circunstancia en el recorrido. Pero la palma a tanta mala práctica la tienen esos capataces y, sobre todo, esos ayudantes que en lugar de mandar, empujan. Para qué decir “derecha alante” si puede coger el ayudante y empujar literamente el paso hacia la derecha. O para qué corregir a la izquierda pudiendo traerse para sí la manigueta. Un curso de formación para el mundo del martillo, le hace falta a algunos.

Ciudad carnavalescamente engalanada

Mucho ha insistido el Consejo de Hermandades en que la ciudad se engalane debidamente para la fiesta que está celebrando estos días. Incluso ha hecho colgaduras para que nadie tenga que confeccionar ni comprar nada, que ya te la pone el Consejo e incluso te la lleva a casa y te la recoge después de Semana Santa. Pues pese a todo el esfuerzo, varias son las fachadas que siguen luciendo pancartas de cierta marca de cerveza con mensajes y lemas alusivos al Carnaval. Se vieron el Viernes de Dolores por la Plaza de las Flores, se vio ayer en plena calle Ancha, y mucho habrá que temer a que sigan apareciendo fachadas con esas pancartitas a lo largo de esta semana.

El escalón del Callejón de los Negros

Hay detalles que no cuestan trabajo, y que sin embargo suponen una ayuda importante para las hermandades. Hasta cuatro cofradías son las que tienen este año previsto coger por el Callejón de los Negros y Lázaro Dou. Sorprende, por tanto, que a nadie se le haya ocurrido, o que el Ayuntamiento no lo haya hecho, colocar un pequeño desnivel con asfalto, cemento o cualquier otro material para que los centenares de personas que discurren por ahí no tengan que solventar el escalón que hay entre la acera y el asfalto.

Una petalada a la Virgen del Amparo para salir

Curiosa la salida ayer de la Dolorosa de Borriquita. Nada más asomar el paso a la plazoleta, jóvenes de la hermandad le tiraron una petalada, que repitieron cuando el paso se levantó y empezó a sonar Esperanza de Triana Coronada. La pega es que con lo que estropea una petalada cualquier paso, y los problemas que incluso ocasiona en las candelerías y candelabros, apenas se pudiera ver el palio tal cual se había exornado para el Domingo de Ramos, sin esos pétalos repartidos por el techo de palio (de malla) y por la mesa del paso.

Un día especial para la familia Cortés Guillén

El capataz Joaquin Cortes y su familia El capataz Joaquin Cortes y su familia

El capataz Joaquin Cortes y su familia / Julio González

El capataz del Despojado, Joaquín Cortés, no podía ocultar su cara de padre orgulloso cuando se paseaba por el pabellón de Salesianos con una de sus mellizas en brazos, mientras que su esposa María Guillén, llevaba a la otra. Ambas pequeñas, Ana y María, con sus escasos ocho meses de vida, llevaban puesto el hábito de la hermandad salesiana y llamaban la atención del resto de los hermanos y de los fotógrafos que se dieron cita en la salida de esta cofradía.

El merchandising de las procesiones va en aumento

Hace unos años no había nada de nada. De un tiempo a esta parte se puso de moda el repartir estampas con las caras de los titulares a las personas que contemplan la procesión en las aceras. Y esto de que los miembros de un cortejo vayan repartiendo cosas ha llegado a un nuevo nivel: ayer, por ejemplo, los pequeños del Despojado iban repartiendo piruletas con una funda de cartón con el escudo de la hermandad y los rostros de los titulares. Curioso, cuanto menos.

Presencia femenina en el paso de Borriquita

No nos referimos a las imágenes secundarias del misterio. La mujer estuvo ayer muy presente en el primero de los pasos de Borriquita, donde en concreto dos de las maniguetas eran mujeres. No son las primeras, ni mucho menos, que cargan pasos en cuadrillas masculinas (ya se han visto en Sentencia o en Piedad años atrás), pero no deja de ser curioso el asunto. ¿Habrá una evolución hacia las cuadrillas mixtas?

Cortejos con mucha simbología y pocos capirotes

Curioso el fenómeno que se viene registrando en la Semana Santa. Las cofradías, que no están boyantes en número de hermanos que procesionan, siguen sacando a la calle símbolos y todo tipo de acólitos, servidores y personajes varios cuando en realidad lo que debieran sacar son capirotes y más capirotes. Ayer había ocasiones en las que detrás de un paso se contabilizaban hasta una decena de miembros del cortejo que iban ataviados con otro tipo de vestimentas que no son la túnica y el antifaz correspondiente. Y eso, todo hay que decirlo, que la parte económica que se asigna a cada hermandad depende en buena medida del número de capirotes.

El presidente de la Junta estará hoy en La Palma

Hace hoy un año (cofrade, no natural) que Juanma Moreno estuvo viendo la salida de La Palma desde el interior de la iglesia. Entonces no estaba confirmado ni siquiera como candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía que hoy sí ostenta. Repite Moreno Bonilla visita a Cádiz, estando previsto que tras la salida de La Palma se traslade a Jerez a seguir viendo procesiones. ¿Le traería suerte la estancia el pasado año y quiere repetir el hoy mandatario andaluz?

Cuidar las formas dentro de la procesión

Esto no ha hecho más que empezar. Y ayer ya se vio a músicos que van fumando mientras interpretan las marchas procesionales, maniguetas de relevo con el gato quitado y fumando también, e incluso una señora que formaba parte de la penitencia tras un paso (omitiremos cuál) comiendo patatas fritas para hacer más liviana esa penitencia. Hay que cuidar las formas cuando se va en procesión, sea en el lugar que se ocupe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios