San Fernando

Un 'no' a la violencia de género

  • El Blas Infante muestra su repulsa contra la violencia machista en un acto donde leyeron un manifiesto y crearon una plantación de homenaje a las víctimas

Dos alumnos del IES Blas Infante colocan en el parterre de homenaje a las víctimas de violencia de género una de las plantas preparadas para la ocasión. Dos alumnos del IES Blas Infante colocan en el parterre de homenaje a las víctimas de violencia de género una de las plantas preparadas para la ocasión.

Dos alumnos del IES Blas Infante colocan en el parterre de homenaje a las víctimas de violencia de género una de las plantas preparadas para la ocasión. / d.c.

Andrea, Cristina y Clara gritan "ya no más". No quieren que haya más víctimas de violencia de género, con unas 50 mujeres asesinadas en lo que va de año. "Mujeres inocentes, hijas, hermanas, madres. Cincuenta historias que se estaban escribiendo", leían del manifiesto que habían elaborado ante sus compañeros del instituto Blas Infante, ciudadanos, representantes de colectivos sociales y miembros de la Corporación Municipal. A todos ellas está dedicada la plantación que han realizado de homenaje justo a la entrada al centro educativo. "Un no rotundo a los casos de violencia pero apostando por la vida", explicaba la directora del instituto, María José Morera.

El centro realiza actividades vinculadas al 25 de Noviembre, Día Internacional de Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, todos los años, de manera interna. Este quería hacer algo más especial, mostrando el trabajo que han hecho en clase, y tras transmitirlo a la Concejalía de la Mujer recibió su apoyo. La plantación, dejaba claro con un rótulo su motivación: San Fernando contra la violencia de género. Vive en Igualdad. Vive sin Violencia. Alumnos de distintas etapas educativas, representantes de la dirección del centro y responsables del gobierno municipal procedieron a dejar en el parterre las plantas, siete ligustrinas, con la ayuda de personal de los servicios municipales. "Que no tengamos que poner ni una flor más de recuerdo a otra mujer muerta", "que las flores sean hoy sinónimo de vida y no de muerte", sostenía la directora del Blas Infante, antes de dejar la palabra a las tres alumnas de cuarto de Secundaria que se encargaron del manifiesto que han elaborado tras los talleres en los que han participado estos días. Esta propuesta educativa para concienciar sobre la violencia de género en las redes sociales se ha concretado durante el mes de noviembre en un total de 45 talleres en los centros educativos de la ciudad: 15 talleres de dos horas de duración dirigidos a alumnos y alumnas de tercero ciclo de Primaria (con 394 participantes), otros 16 talleres de cuatro horas dirigidos al alumnado de la ESO (con 487 participantes) y 14 talleres más de cuatro horas también de duración dirigido a estudiantes de Bachiller (con 457 participantes).

Ayer Andrea, Cristina y Clara pusieron en su voz el recuerdo a las víctimas de la violencia de género, pero también advirtieron de situaciones que sufren las mujeres en pleno siglo XXI. Como cuestionar la ropa que llevaba la víctima o si iba bebida o sola por la calle en un caso de violación. "Lo justifica, ¿no?", lamentaba una de las estudiantes, que reclamaba que en lugar de decirles a ellas que no tienen que hacer se debería "enseñar a ellos a respetarme a mí". En el escrito que leyeron ante los presentes criticaron una cultura que convierte en objetos sexuales a las mujeres, en la que se dan casos de mutilación de los genitales femeninos, en las que el hombre cree que las mujeres son inferiores a él, en el que se mantiene un amor romántico "en el que los celos y el control son normales". "Solo es el inicio de un nuevo caso de violencia", señalaron. Las jóvenes cuestionaban que se pusiera en duda la violencia de género y las desigualdades, a la vez que ellas tenían que "luchar por unos derechos que vosotros ya tenéis". "¿Sigo siendo yo la exagerada?", concluyeron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios