Vía matris con la Virgen de los Dolores del Carmen

Una imagen insólita para una Cuaresma prometedora

  • El acto, organizado por el Consejo de Hermandades por su 50 aniversario, cierra el Miércoles de Ceniza 

Una nueva cuenta atrás para el Domingo de Ramos ha dado comienzo en La Isla. Y eso siempre es especial. La jornada del Miércoles de Ceniza no es un día cualquiera en el calendario de San Fernando, es cosa sabida. Aunque esta vez la apertura de una nueva Cuaresma sí ha tenido algo de especial. 

El Consejo de Hermandades lo ha buscado y lo ha pretendido al incluir en la jornada -apenas unos días antes del vía crucis oficial, que este año presidirá la imagen de Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo- un nuevo acto.  Eso sí, con carácter extraordinario. Es la Cuaresma del cincuenta aniversario fundacional de la institución que aúna a las cofradías y la junta permanente que preside Manuel A. García López no ha querido que la fecha pasara por alto. 

Así que se ha llevado el cierre de este Miércoles de Ceniza que muchos cofrades han vivido en sus parroquias, cumpliendo con el rito de la imposición de la ceniza, hasta la iglesia conventual del Carmen para participar en el devoto ejercicio de un vía matris presidido -y eso ha sido lo especial- por la imagen de la Virgen de los Dolores que venera la comunidad de padres carmelitas. 

Pasadas las ocho y media de la tarde, tras la celebración de la eucaristía, ha dado comienzo este acto penitencial con el que el Consejo ha puesto rumbo al Domingo de Ramos. La antigua talla, una joya de la imaginería isleña, ha presidido el vía matris portada una sencilla parihuela con la que ha recorrido las naves interiores del templo carmelitano y el claustro ofreciendo una imagen insólita para una Cuaresma prometedora. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios