San Fernando

El jardín vertical del Castillo alcanza un lamentable deterioro

  • La idea de dotar de una fachada 'verde' al histórico edificio que surgió durante las últimas obras nunca llegó a prosperar

Aspecto que muestra el jardín vertical del Castillo. Aspecto que muestra el jardín vertical del Castillo.

Aspecto que muestra el jardín vertical del Castillo. / Román Ríos (San Fernando)

Fue al hilo de las últimas obras para aperturar el Castillo de San Romualdo que se llevaron a cabo a finales de 2015 -el presupuesto de licitación de la inversión en su conjunto fue de 582.622 euros- cuando se tuvo la idea: un jardín vertical decoraría la cara exterior del nuevo módulo auxiliar que se levantaría en la zona más próxima a la plaza Sánchez de la Campa. Una idea vanguardista que aspiraba a dar un toque diferente al conjunto al contrastar con e rigor de los muros del edificio histórico. El Castillo consiguió abrirse y dotarse de todos los servicios de los que antes carecía. Pero lo cierto es que el jardín vertical nunca llegó a funcionar. Nunca llegó a verse el verde en esta cara. Las plantas ni siquiera llegaron a crecer. Unas se murieron y otras fueron arrancadas, víctimas del vandalismo y de las conductas más incívicas, que lamentablemente tanto se prodigan. La falta de mantenimiento durante los meses siguientes hizo el resto. Y hoy el aspecto que brinda este 'jardín vertical' es verdaderamente penoso. Tampoco desde el equipo de gobierno se han tomado medidas en todo este tiempo para solventar esta situación: replantar el citado jardín vertical o, al menos, sustituir la deteriorada base por otra solución que evitara el impacto visual negativo que ahora produce esta fachada yerma. Recientemente lo denunciaba el candidato del PP, José Loaiza, a través de las redes sociales haciéndose eco del abandono del jardín vertical... y del fracaso de la iniciativa del equipo de gobierno, claro.

La imagen, evidentemente, no es la más deseable. Pero casa bien con el deterioro que desde hace tiempo arrastran tambien las fachadas exteriores del propio Castillo de San Romualdo, donde el revestimiento que se dio a los muros durante los trabajos de rehabilitación se cae poco a poco dejando a parches lo que debería ser un flamante edificio histórico recién recuperado para La Isla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios