San Fernando

Las obras del tranvía se intensifican en el entorno del puente Zuazo

  • El Ayuntamiento retira el monumento al salinero que desde 2002 se sitúa en este acceso y plantea su reubicación en el Zaporito · La adjudicataria avanza en las alternativas al tráfico rodado para este enclave

Su retirada era cosa sabida pero no ha sido hasta hace unos días cuando se ha llevado a cabo definitivamente. Primero se ha trasladado la escultura y, posteriormente, su peana. El monumento al salinero que desde 2002 se ubicaba en el acceso a la ciudad del puente Zuazo, junto al entorno histórico de baterías defensivas, duerme desde la semana pasada en una de las naves municipales de Fadricas a la espera de una nueva ubicación.

La llegada de las obras del tranvía metropolitano de la Bahía de Cádiz a este punto ha obligado a retirar la escultura que en 1995 encargara el Ayuntamiento al artista local Juan Antonio Bey y cuyo emplazamiento fuera objeto de polémica durante varios años hasta recalar, siete años después, en esta transitada salida de la ciudad.

Al igual que la fuente Tusquets -que finalmente se quedará en el mismo sitio que ahora, aunque sufrirá una sustancial transformación al prescindir de toda su base de circular- y que otros monumentos más pequeños, como la estatua del camaronero de la calle Real, el salinero se ha visto también afectado por los trabajos para la implantación de este nuevo medio de transporte.

El Ayuntamiento, según manifestó ayer a este periódico el concejal responsable de la coordinación de las obras del tranvía, el andalucista Manuel Prado, tiene ya pensada una nueva ubicación para el monumento: la rotonda de la Ronda del Estero próxima al molino del Zaporito. "La idea -dijo- es ubicarlo allí, mirando hacia las salinas". Prado, no obstante, descartó que el traslado y reubicación de la escultura fuera inminente.

Los trabajos del tranvía en el entorno del puente Zuazo y el acceso a la ciudad desde la CA-33 han avanzado bastante a lo largo de la última semana. El ritmo se ha intensificado aunque todavía no ha sido necesario cortar el tráfico rodado en este punto. Al menos hasta septiembre no se prevén restricciones, según confirmó Prado. Hasta ahora, los trabajos se han podido compaginar con la circulación y se prevé que continúen así durante las próximas semanas.

La adjudicataria de las obras del tranvía ha avanzado también en la adecuación del carril complementario hacia el puente Jesús del Gran Poder que parte de la confluencia con la calle Hernán Cortés y que pretende convertirse en una alternativa al tráfico rodado una vez que los trabajos del tranvía se refuercen en el nudo de la Venta de Vargas. Próximamente, también se adecuará un carril en La Magdalena que enlazará con la Ronda del Estero y que permitirá entrar o salir a la autovía CA-33 desde San Fernando cuando las obras del tranvía lo impidan, según recordó Manuel Prado.

Son medidas destinadas a agilizar el tráfico una vez que las obras se metan de lleno en este punto clave de la ciudad, el entorno de la Venta de Vargas y el acceso del puente Zuazo. Sin embargo, a pesar de que estos carriles disminuirán el impacto, nadie oculta que el tráfico rodado se verá seriamente perjudicado una vez que comiencen las restricciones en septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios