La jornada con más hermanos en la calle

El 'supermartes'

  • En torno a 1.500 hermanos llenarán el centro en la jornada más numerosa de toda la Semana Santa

SI usted es de esas personas que disfruta como un niño viendo pasar penitentes y más penitentes está de enhorabuena. Hoy es su día. La jornada del Martes Santo es la que más hermanos de fila pone en la calle en toda la Semana Santa gracias al esfuerzo conjunto de las tres hermandades del día, que rivalizan -en el buen sentido de la palabra- en cifras y popularidad. En torno a 1.500 hermanos, en números redondos, se darán cita hoy en el centro de La Isla y se repartirán entre los cortejos procesionales de la Sagrada Oración en el Huerto, el Prendimiento y la Caridad. Es el gran Martes, el 'supermartes' cofrade.

La Semana Santa isleña que dibujan los manidos tópicos cofradieros insiste en que la del Lunes -siempre con la venia del resto de días santos- es la mejor jornada, la que depara mayor esplendor cofrade en su conjunto. El dicho, aunque discutible, encierra su parte de verdad al referir lo que de todos es conocido: el completo 'espectáculo' estético que reportan sus tres cofradías en la calle, lo cuidado de sus cortejos, los pasos procesionales, la elegancia de Afligidos, el efectista barroquismo cofradiero del Ecce Homo o la intensa devoción que despierta Jesús de Medinaceli. 

Pero la del Martes es, sin duda, la que más hermanos tiene en la calle gracias a la forma en la que cada una de sus hermandades -las tres de barrio y las tres con un sello sumamente particular- viven sus estaciones de penitencia y la marcada devoción mariana que caracteriza, sobre todo, a las cofradías del Huerto y de la Caridad.  

Esa forma de ser de una y otra cofradía se ha sumado a lo largo de las últimas décadas al importante crecimiento que han registrado sus nóminas de hermanos y, paralelamente, a la adquisición, renovación y mejora de su patrimonio. 

Hay un dato más que curioso a tener en cuenta: las tres hermandades de hoy están inmersas  en la ejecución de nuevos pasos de misterio. No son las únicas de la Semana Santa que lo hacen, evidentemente, pero que las tres de la jornada coincidan en llevar a cabo a la vez -aunque cada a una su ritmo- uno de los proyectos más ambiciosos y costosos que pueda afrontar una hermandad resulta especialmente significativo y dice mucho de la buena salud de la que gozan. 

Y, evidentemente, ese fenómeno se ha plasmado en la jornada del Martes Santo, que se ha reinventado con nuevos bríos y que ha conseguido enganchar a muchos isleños en el camino. Un ejemplo, en los últimos años, mientras que otras hermandades se quedaban con túnicas guardadas en el almacén, Prendimiento tenía cada año que confeccionar nuevos hábitos para atender la demanda que llamaba a sus puertas. También este año ha sumado, como apunta su hermano mayor, Rafael López Ponce. No serán muchos -una treintena- pero el hecho en sí de crecer en estos tiempos habla mucho de lo que está pasando en esta hermandad. 

Unos 430 hermanos saldrán esta tarde a la calle desde la parroquia de San José Artesano. La cifra está muy por encima de una media que en el caso isleño ronda los 250 hermanos y que, cosas de San Fernando, es superior a la de otras poblaciones del entorno.  Pero a ellos hay que sumar otros 500 hermanos de fila que acompañarán a los titulares de la Caridad desde la iglesia de San Francisco y las 600 papeletas de sitio que ha repartido este año la hermandad de la Sagrada Oración en el Huerto, que sigue siendo la que más hermanos saca a la calle en toda la Semana Santa.

Evidentemente, la crisis y la complicada situación económica de los últimos años ha pasado factura a la Semana Santa, aunque el impacto ha sido mucho menor de lo que se temía. Las hermandades sacan menos hermanos a la calle, reparten menos papeletas de sitio y se muestran más prudentes y modestas con los estrenos. También porque hay otras prioridades, porque se ha reforzado la acción social ante la creciente demanda de ayuda de familias necesitadas.

Con todo, la del Martes es, sin duda, la jornada que menos ha notado la crisis de las papeletas de sitio. Esta tarde, en apenas unos metros, confluirán las tres hermandades más populosas de la Semana Santa isleña y todo el ambiente que rodea a unas y otras, pues no hay que olvidar tampoco que se trata de cortejos  con una destacada presencia de niños y menores de edad. Sin duda, hay una relación directa puesto que -y eso es otra de las particularidades de La Isla- el hábito nazareno, lamentablemente, va dejándose a un lado a medida que uno cumple años, aunque hay honrosas excepciones, claro. 

La del Martes, además, es una jornada que confirma el fuerte tirón que tienen los inicios de la Semana Santa. Así que disfrútela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios