San Fernando

Un servicio en continua adaptación

  • Desarrollo Sostenible apunta que la recogida de basura y limpieza viaria ha estado en los últimos años en constante actualización · Trabaja ahora en la recopilación de datos para la revisión del plan director

"Hemos eliminado algunos puntos de bolseo, pero en algunas zonas ha sido imposible. El soterramiento de contenedores es una buena opción, pero nadie quiere tener un contenedor en la puerta de su casa", apunta la delegada de Desarrollo Sostenible, Rosario Álvarez, sobre unos de los objetivos que recogía el Plan Director de Recogida de Residuos, la reducción de este sistema de recogida en el centro de la ciudad. Es sólo un ejemplo de cómo ha variado el servicio en estos años, pero uno claro de la nueva información que deberá tenerse en cuenta para analizar las mejoras aportadas y los defectos detectados después de cuatro años en funcionamiento.

Ahora es el momento en que este área trabaja en la recopilación de datos, el tiempo del trabajo de campo para actualizar las estadísticas y para realizar un inventario de la infraestructura disponible: ya sean contenedores, ya sean camiones en el caso de la recogida, así como en el material usado para la limpieza viaria de la ciudad. Las cifras cerradas corresponden a 2008, dado que 2009 está en curso y que además se ha visto afectado por las obras de semipeatonalización y del tranvía de la calle Real -lo que hará que los números, por ejemplo, de recogida de residuos sólidos urbanos varíen en la zona en comparación con las cantidades registradas en el ejercicio anterior-. De cualquier manera las metas fijadas por el plan director se han cumplido en buena medida, total o parcialmente, lo que no significa que la misión está acabada: "La ciudad cambia, hay nuevos bloques de viviendas a los que dar servicio, nuevas zonas donde limpiar o la celebración de actos a los que acudir para cumplir con el trabajo de limpieza. La actualización de las labores del servicio es constante", explica Rosario Álvarez.

En San Fernando en 2004 estaba implantado el sistema frontolateral de recogida de basura en la mayoría de su extensión. El documento establecía que debía cambiarse al sistema lateral, mucho más beneficioso. Para ello debían renovarse los bidones de basura, que tenían entonces una capacidad de 1.000 litros y que pasarían a ser en la mayoría de los casos de 3.200 -lo que permitía además reducir el número de contenedores-. Se ha hecho en la medida de lo posible, sólo en el centro y en puntos concretos de la ciudad se mantiene la recogida de carga trasera, debido a la estrechez de algunas vías en las que no puede entrar el camión. Actualmente se usa en la ciudad un total de 486 contenedores para residuos orgánicos y 420 para envases, en el caso de la carga lateral. En este sentido se supera el número propuesto en el plan de 486 y 405, para uno y otro caso. A estos recipientes se suman los de carga trasera. 84 de residuos orgánicos y 72 de envases, lo que en total permite cumplir con las ratios que se consideraban en el texto director: 18,40 litros por habitante para los orgánicos y 15,30 litros por habitante para los envases. En ambos casos se supera, especialmente para la basura orgánica donde se calcula una ratio de 19,43 litros por habitante. Estos datos hacen pensar que existen contenedores suficientes para estos tipos de residuos, aunque en la revisión se comprobará si en todas las zonas de San Fernando -los distintos núcleos en los que se divide la ciudad para esta tarea- se cubre adecuadamente el servicio.

Otro de los objetivos incluidos en este plan consensuado entre los partidos políticos y entidades era el soterramiento de los contenedores en el casco histórico de la ciudad. Se estimaban que 243 contenedores debían ser sustituidos por 152 soterrados, finalmente la cifra se ha aumentado hasta los 226 ya instalados y en funcionamiento. "La impresión hasta la fecha es buena. Diría que funciona mejor que los de superficie. Han sido bien aceptados, aunque haya algún punto donde no se utiliza bien todavía", matiza la delegada, que recuerda que también llevó su tiempo que los ciudadanos se acostumbraran a los contenedores de tapa cerrada y pedal.

A estos depósitos bajo tierra se sumarán los 136 que aproximadamente se colocarán en la calle Real, que en la mayoría de los casos se pondrán en las calles tranversales, tras las obras. Esta actuación cambiará toda la configuración del centro algo que de hecho ya se deja notar en la planificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios