San Fernando

Un plan de seguridad determinará el número de sillas para la Magna

  • Protección Civil se ha hecho cargo del estudio para la multitudinaria jornada del Sábado Santo, que entregará al Consejo de Hermandades en las próximas semanas

A falta de menos de dos meses para la celebración de la Procesión Magna del Sábado Santo y a las puertas de una nueva Cuaresma, el Consejo de Hermandades y Cofradías afronta los preparativos de este acontecimiento excepcional ligado a la conmemoración del Bicentenario de Las Cortes y cuya cuenta atrás ya ha dado comienzo.

La Magna, previsiblemente, y sobre todo si el tiempo acompaña, se convertirá en uno de los eventos más multitudinarios de todo el 2010. No sólo se espera en las calles la multitudinaria afluencia que es común en otras jornadas cofrades, sino que también se prevé la llegada de un público procedente, principalmente, de las localidades vecinas más cercanas. Sobre todo, al tratarse de una jornada -la del Sábado Santo- en la que no salen cofradías. El acontecimiento -único en la historia cofrade de San Fernando- bien lo merece.

De ahí la apuesta por hacer la Magna en este día, a pesar de que inicialmente, y por cuestiones litúrgicas relativas a la Pascua se apostara inicialmente por el Domingo de Resurrección. Cuestión, sin embargo, que finalmente se resolvió con el polémico decreto diocesano que regula a partir de ahora las salidas procesionales en las jornadas del Sábado Santo.

Y el Consejo no quiere desaprovechar esta masiva afluencia de público. Para ello, y tras varios encuentros con el equipo de gobierno, ha llegado a un acuerdo para colocar sillas a lo largo del recorrido oficial de la Magna (existe otro recorrido, el de ida y vuelta de cada uno de los misterios que participan en el evento).

Estas sillas, que gestionará directamente el propio Consejo de Hermandades, se sumarán a los palcos de la Carrera Oficial, que ya tienen sus titulares. Su precio ya se ha fijado: cinco euros por silla y 30 para los palcos (formados cada uno por seis sillas).

Los titulares de los palcos de la Carrera Oficial tendrán así que abonar a la cuota habitual -el Consejo ya ha anunciado que mantendrá el precio de años anteriores- 30 euros para poder disfrutar de la Magna en la tarde del Sábado Santo. Claro que no será obligatorio. Aquellos que no deseen abonar la diferencia podrán disfrutar de su palco en las mismas condiciones de años anteriores aunque, eso sí, tendrán que dejarlo libre en la tarde del Sábado Santo. El Consejo, además, pretende dar salida a todos los palcos que queden libres en esta jornada.

¿Y cuántas sillas se pondrán a lo largo del recorrido? La respuesta del Consejo es directa: todas las que sean posibles cumpliendo los requisitos de seguridad que requiere un evento de esta magnitud. Por ello, Protección Civil está ahora elaborando un plan de seguridad en el que se atiende de manera especial a este aspecto: el número de sillas, su ubicación, los pasillos de seguridad, las zonas de evacuación...

El Consejo de Hermandades ha trasladado al Ayuntamiento y a Protección Civil sus pretensiones y está a la espera de que, en las próxima semanas, se les presente el plan de seguridad elaborado.

La plaza de la Iglesia y el tramo de la calle Real comprendido hasta el inicio de la Carrera Oficial, la plaza Jesús de Medinaceli y las calles Colón y González Hontoria son algunos de los emplazamientos propuestos por el Consejo para colocar estas sillas. Todo, no obstante, dependerá del informe de Protección Civil.

Los beneficios recaudados servirán en parte para sufragar la Magna y también, según anunció el Consejo, para abordar una importante obra social en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios