FORMACIÓN

El reconocimiento a Alberto Pérez

  • El talentoso joven isleño recibe una beca de La Caixa para jóvenes investigadores

  • Forma parte de un laboratorio donde investiga para clasificar el gen p53 en organismo unicelulares

Alberto Pérez, en el centro, con otros jóvenes que también han conseguido una beca de La Caixa. Alberto Pérez, en el centro, con otros jóvenes que también han conseguido una beca de La Caixa.

Alberto Pérez, en el centro, con otros jóvenes que también han conseguido una beca de La Caixa. / d.c.

Cuando era pequeño a Alberto Pérez le inculcaron en casa el amor por la naturaleza y los animales. Sus padres sembraron en él las pasiones que posteriormente marcarían su vida. A medida que iba creciendo se fue haciendo mayor su gusto por la ciencia. Dedicó todos su esfuerzos y estudios para especializarse en esta materia hasta que finalmente fue motivado para dedicarse a la investigación. Ahora, aparte de su afición, se ha convertido en su trabajo. En este momento tiene 24 años y acaba de recibir una beca de La Caixa que se otorga a investigadores excepcionales para cursar un doctorado en un centro de investigación de referencia en España.

Alberto estudió educación Secundaria y Bachillerato en el instituto La Bahía y posteriormente decidió acceder al grado de Biología en la Universidad de Sevilla. "Estoy muy agradecido a todos los profesores, tanto del instituto como de la universidad, que me apoyaron para seguir adelante", afirma el investigador isleño, que no se quiere olvidar de todas las personas que le han ayudado durante el camino. De hecho, fue uno de esos profesores quien le animó a dedicarse a la investigación y despertó en él un interés que marcaría su vida en los años posteriores. Su vinculación con el ámbito de la investigación se fue haciendo cada vez mayor en el último año de universidad y finalmente decidió cursar un máster que le llevara por la carrera científica. Para su suerte, encontró un grupo de investigación en Barcelona del que, después de una entrevista, acabó formando parte. Esto le permitió marcharse hasta la capital catalana para continuar sus estudios.

Ahora forma parte del laboratorio Multicellgenome y está bajo las órdenes del investigador Iñaki Ruiz Trillo. El joven explica que "durante la carrera me fui apasionando por la investigación genética molecular y todo lo que tiene que ver con la evolución de los seres vivos". Por eso para él fue importante encontrar este laboratorio, cuyo principal tema de investigación es el origen de los animales, y conseguir formar parte de él. Finalmente, acabó haciendo el máster de Genética y Genómica en la Universidad de Barcelona y ahora está preparando su tesis doctoral.

Actualmente sigue trabajando en el laboratorio y su proyecto de cabecera es muy ambicioso. "Mi principal objetivo ahora mismo es caracterizar el gen p53", detalla Alberto. El gen p53 es una proteína que se encuentra en los tumores de los cánceres, pero también en organismos unicelulares que no padecen estas enfermedades. Alberto cuenta que su intención "es comprender mejor su origen evolutivo, su rol en el ancestro de los animales y su implicación en la aparición y evolución de los seres vivos". Para llevar a cabo esta investigación están recurriendo a técnicas modernas de biología molecular como la secuenciación de ADN, de ARN, técnicas con anticuerpos, y la puesta a punto del sistema de edición de genes CRISPR. "Quiero averiguar por qué esta proteína apareció en estos organismos que no tienen cáncer", comenta. La investigación se está desarrollando lentamente ya que, a pesar de tener el apoyo de sus compañeros, está trabajando en el proyecto sólo y espera que dentro de un año pueda tener los resultados preliminares. En su laboratorio tratan de estudiar aspectos de los organismos unicelulares y compararlos con cosas que ya se conocen de los animales para conseguir reconstruir de esta manera la historia evolutiva.

Estos son algunos de los méritos que han llevado a Alberto Pérez a conseguir la beca de la Obra Social La Caixa en su Programa de Doctorado en Universidades y Centros de Investigación en España. Para conseguirlo tuvo que pasar varias fases: primero una preselección y posteriormente escribió una carta de presentación con la que accedió a una entrevista personal con un comité en Barcelona. Finalmente logró ser el elegido. Todo esto ocurrió en junio del año pasado y ha tenido que esperar un año para que se celebrara en Madrid la ceremonia de entrega de la beca. Veinte han sido los jóvenes seleccionados que recibirán una dotación de 115.000 euros en tres años. En su caso, Alberto ha decidido realizar el doctorado en la Universidad Pompeu Fabra. El becario isleño afirma que para él "es un sueño y un gran orgullo recibir la beca, sólo tengo palabras de agradecimiento para todas las personas que han estado conmigo en el camino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios