San Fernando

Sí se puede expulsa a su número cuatro, la edil Inmaculada López

  • El grupo municipal impulsado por Podemos rompe con una de sus representantes La concejala afirma que no entregará el acta

El grupo municipal Sí se puede San Fernando, agrupación de electores impulsada desde el círculo local de Podemos que consiguió un 14,4 por ciento de los votos en las elecciones del pasado mes de mayo, ha roto con una de sus representantes en el Ayuntamiento, la concejala Inmaculada C. López.

La que fuera número cuatro de la candidatura ha sido expulsada cuando apenas han pasado tres meses del comienzo del mandato y de la constitución de la nueva Corporación Municipal ante la existencia de diferencias insalvables en el seno del grupo que han desencadenado una tensa una situación que se había hecho insostenible en las últimas semanas, coincidiendo con el comienzo del nuevo curso político.

En la mañana de ayer, Sí se puede formalizó en el registro municipal un escrito dirigido a la secretaria del Ayuntamiento en la que le informaba de que dicha edil, Inmaculada C. López Barrera, había dejado de pertenecer al grupo municipal, por lo que a partir de ahora pasaba a formar parte del Ayuntamiento como concejala no adscrita. Firmaban el escrito los restantes ediles de la agrupación de electores: el portavoz, Ernesto Díaz Macías; Laura Prieto y Emilio J. Rodríguez.

Díaz, también secretario general del círculo local de Podemos, confirmó poco después la expulsión de dicha concejala, adoptada ante la "imposibilidad de funcionamiento conjunto". La decisión -explicó- había sido aprobada previamente en una asamblea revocatoria convocada a raíz de esas malas relaciones existentes entre la edil y el resto del grupo, que -afirma- afectaban seriamente al trabajo de los representantes municipales. La asamblea, según Ernesto Díaz, contó con la participación de la totalidad de la candidatura de Sí se puede, a la que se le expuso la problemática existente antes de proceder a la votación.

Sí se puede ha reclamado a Inmaculada C. López que entregue su acta de concejal, tal y como obliga el reglamento ético y político que suscribió toda la candidatura antes de presentarse a las elecciones municipales. No obstante, advierten, la edil se ha negado, por lo que ayer dieron parte al Ayuntamiento de la nueva situación en la que queda el grupo municipal auspiciado por Podemos, que iguala ahora en número de concejales al PA y a Ciudadanos.

Ernesto Díaz, al referirse a la crisis, aludió también a las "posiciones individuales" de la que fuera el número cuatro de su candidatura e, incluso, a actitudes que habían sido interpretadas en el grupo como una "falta de respeto" y que habían impedido incluso que se celebraran determinadas reuniones. A eso, explicó, se suman también manifiestas diferencias políticas en cuestiones fundamentales que atañen a la gestión de la administración local, lo que había contribuido a alejar las posturas de ambas partes hasta conducir a la inevitable ruptura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios