San Fernando

El 'sí' a los primeros presupuestos

  • Sólo Ciudadanos apoya el documento del gobierno municipal, que ahora inicia el proceso para su aprobación definitiva La oposición destaca el "endeudamiento" y falta de apuesta social

El pleno extraordinario no deparó ninguna sorpresa y el proyecto de presupuestos municipales 2016 quedó aprobado -en su fase inicial- con el voto favorable de PSOE, PA y Ciudadanos y el rechazo de PP, Sí se puede y la concejala no adscrita. El momento de la votación deparó la imagen de la jornada: manos alzadas en un lado para refrendar la propuesta económica del gobierno local y brazos levantados en la otra bancada para rechazarla.

En la sesión las partes afianzaron su postura con un cruce de acusaciones respondidas en cada turno de palabra -en esta ocasión fueron dos intervenciones más la adicional del ponente, que fue el concejal de Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez-. El tono de reproches, sin embargo, no rebasó en ningún momento los límites, como sí ha ocurrido otras veces, a lo que contribuyó además la tranquilidad que reinaba entre los asistentes, donde ningún colectivo reivindicativo aprovechó la cita para insistir en sus demandas.

Las manifestaciones de cada formación se encaminaron a evidenciar su posición política y criticar la postura de los contrarios, a la vez que se definían los presupuestos. El edil socialista Conrado Rodríguez defendió desde el principio la forma de actuar del equipo de gobierno para la elaboración de este documento económico, por su decisión de contar con la ciudadanía y de alcanzar el consenso con otras fuerzas, en este caso Ciudadanos (C's). También se expresó en esa línea el primer teniente de alcaldesa, el andalucista Fran Romero, que destacó esa apuesta por la participación como forma de gestión que se está llevando a cabo en el mandato. El portavoz de C's, Javier Cano, dejó claro, una vez más y ante los reproches que ha recibido por este apoyo, que no se trata de un pacto de mandato, ni de gobierno, sino de un acuerdo puntual, que incluso podría repetirse en ejercicios futuros. Desde las filas populares, José Loaiza ironizó con el hecho de que les hubieran dejado fuera de cualquier tipo de acercamiento al no haber recibido ni siquiera el borrador, como sí se constató que había pasado con Sí se puede. Para este grupo municipal, sin embargo, no había habido voluntad por parte municipal de llegar a un entendimiento al ser sus exigencias mayores que las planteadas por la formación naranja. "Se ha constatado que no hay un gobierno de cambio, que es continuista", insistió su portavoz, Ernesto Díaz. Por su parte, la concejala no adscrita, Inmaculada López, descartó incluso el término que desde el gobierno local se usa para definir estos presupuestos como "participativos", al considerar que se trata simplemente de "consultivos", puesto que los proyectos votados en su momento no son iniciativas de los ciudadanos y colectivos sino del propio equipo de gobierno. "Piden nuestro apoyo y no nos han preguntado nada", fue su queja, que reiteró el resto de la oposición contraria al proyecto de presupuestos que ayer se aprobó.

Los discursos de los intervinientes mezclaron durante la sesión elementos de índole política y explicaciones sobre los presupuestos. El equipo de gobierno trató de destacar sus bondades: fomenta la actividad económica y el empleo, incrementa las partidas de políticas sociales e igualdad, mejora servicios como limpieza viaria y parques y jardines y apuesta por el equilibrio presupuestario. El respaldo de Ciudadanos se ha supeditado a una serie de peticiones aceptadas por el gobierno municipal, al menos para su estudio. Así en la medida que sea posible la temporada de baño en Camposoto se ampliará una quincena en junio y otra en septiembre. "Es uno de nuestros recursos turísticos", recordaba Cano. La revisión del Peprich, la revitalización de polígonos, la supresión o reducción de tasas e impuestos, la mejora de los servicios de ayuda a las familias, la puesta en marcha de talleres formativos sobre nuevas tecnologías, más salas de estudio y con horarios ampliados, un portal web de cultura y la mejora de deportes en las barriadas y del deporte base son algunas de esas demandas.

Desde el frente que votó en contra del documento se plantearon sus carencias, además de advertir de los reparos de Intervención. Por ese camino mantuvo su postura el PP que abundó en las dudas que provoca por el informe del interventor que cuestiona el endeudamiento que supondrá para la ciudad, "más del 25% de las inversiones suponen un endeudamiento, no se costean con dinero propio", apuntó el líder popular. A eso se suma la eliminación de los controles de legalidad de los contratos de obras y servicios. "El interventor y la viceinterventora advierten que se reduce la garantía de libre concurrencia", señaló. Fueron cuestiones que se negaron desde el gobierno municipal que recordó que ya en el mandato anterior el límite para este tipo de contratos se puso en 5.000 euros y que ahora se rebaja a 3.000 euros. "No son los presupuestos que necesitan la ciudad. Van a provocar un endeudamiento de futuro para San Fernando. Suben los impuestos porque el Ayuntamiento no asume la tasa de transporte residuos . La cuantía para la política social es la misma, ha subido muy poco. No hay un plan de empleo", resumió Loaiza al terminar la sesión extraordinaria.

Para Sí se puede son unos presupuestos tardíos, puesto que ahora se inicia el proceso de aprobación a pesar de hablarse ya de las cuentas desde octubre. "Son una ocasión perdida, al ser continuistas", se quejó Ernesto Díaz. No atienden, a su juicio, a las necesidades sociales de los ciudadanos, se produce un endeudamiento destinado al "ladrillazo", puesto que así considera que son actuaciones previstas como la remodelación de la plaza del Rey; no contemplan un plan estratégico de vivienda pública para las personas con problemas de acceso a éstas por desahucios y otras situaciones extremas; y no acepta la remunicipalización de servicios. "Desde que recibimos la propuesta de presupuestos al acuerdo con C's pasó sólo un mes, ese acuerdo cerró la puerta para negociar", respondió a Rodríguez, que aseguró no haber recibido ninguna medida de este grupo municipal.

Las críticas de la concejala no adscrita repitieron algunas de estas lagunas que para Sí se puede tienen estas cuentas municipales. Es insuficiente la partida para servicios sociales, es excesivo el gasto en cargos de confianza, en la remuneración a los integrantes del equipo de gobierno y se contemplan proyectos "innecesarios" como la transformación de la plaza del Rey. Además, se quejó, no se explican las cifras de los órganos autónomos.

Tras el debate, el recuento de manos alzadas constató el apoyo a los presupuestos, que ahora comienza su periodo de alegaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios