San Fernando

La primera parte de la estructura de la fuente se quitará en quince días

  • El desmontaje de la fuente Tusquets comienza con la eliminación de los anillos que componen la base de la estructura · La intención es que ésta se coloque en la misma rotonda, pero hacia un lado

Más allá de detractores o afines, la fuente Tusquets constituye sin duda uno de los símbolos de la localidad desde que se levantara en uno de los extremos de San Fernando, a las puertas de Camposoto, la calle Real y la concurrida avenida de Pery Junquera. Pero los tiempos han cambiado y su ubicación, la que otrora se considerara idónea, ahora resulta estar justo en el centro de los planes de la Junta de Andalucía para el paso del tranvía.

Así, aunque en un principio se barajaron muchas posibilidades para el traslado de la también conocida como fuente de las Comunicaciones o, simplemente, La Mohosa, finalmente el desplazamiento de la misma va a ser mínimo, apenas unos metros en dirección a la avenida Pery Juquera. Ni mucho menos se colocará en el Parque del Oeste, ya que la estructura quedará instalada en uno de los laterales de la circunferencia ajardinada que compondrá el centro de la glorieta.

Un espacio central por el que cruzará este nuevo medio de transporte metropolitano procedente del salto del carnero -frente al antiguo polígono naval de tiro- y que se dirigirá a la calle Real. La circulación en la rotonda, tal cual, seguirá existiendo, aunque eso sí, regulada mediante semáforos para alternar el paso de los vehículos con el del tranvía.

Pero a esta fotografía del nuevo aspecto de la zona todavía le restan algunos meses para dibujarse. Tantos como tarde en desarrollarse la actuación. De momento, los operarios, reforzados con maquinaria, actuaban ayer en el núcleo de la fuente. Así, los trabajos en estas primeras dos semanas consistirán, básicamente, en la retirada de los tres primeros arcos concéntricos que componen la base de toda la estructura, los tres más pequeños y cercanos al cuerpo central.

El menor de ellos, enclavado ya bajo este cuerpo, debe ser retirado incluso sin la ayuda de máquina, porque no hay espacio para que pase ninguna. Los otros dos anillos, sin embargo, sí serán suprimidos con su ayuda. Será entonces cuando el cuerpo central, es decir, el cubo sobre el que se dibuja el mapa del mundo, se retire durante el tiempo necesario para terminar la actuación.

Porque el siguiente paso consistirá en la eliminación del resto de los arcos que componían la base de la fuente, otros cinco, para definitivamente prescindir de la mayor parte de ellos en la composición de la nueva estructura. Así, la fuente Tusquets tendrá una nuevo aspecto, más bajo, en el que el agua, protegida por un arco exterior, compondrá la base de la misma. La dirección de obra tendrá por tanto que trabajar en este nuevo diseño, en la obra pertinente para el paso de este nuevo medio de transporte y en la recolocación de esta gigantesca y polémica fuente que, a la postre, no perderá el protagonismo que le ansiaban algunos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios