Patricia Cavada. alcaldesa de san fernando

"Por primera vez, en San Fernando tenemos claro hacia dónde vamos"

  • El Año Camarón arranca en La Isla con la euforia que ha dejado el "hito" de los EDUSI y con inversiones decisivas pendientes de tomar forma

-acaba de firmarse un convenio con Defensa para Torre Alta, en el Observatorio, y por primera vez en 15 años se ha puesto sobre la mesa una propuesta de desafectación de terrenos en Camposoto, ante la que el Ayuntamiento ha planteado otros suelos más cercanos a la playa, una contraoferta que ha chocado con ciertas reticencias. ¿En qué punto están ahora las negociaciones?

-Retomar las negociaciones con Defensa para la desafectación de terrenos en Camposoto ha sido uno de los hitos de 2016. Era una asignatura pendiente que el anterior gobierno municipal -del PP- había convertido en un tema tabú al negarse a querer hablar de estos suelos con Defensa. Eso ha hecho que la ciudad pierda tiempo. Estoy convencida -y no hay encuentro con ciudadanos o con agentes económicos y sociales en el que el tema no salga a relucir- que el futuro de La Isla pasa sí o sí por estos suelos, por esa infraestructura turística que La Isla necesita para empezar a generar empleo y actividad económica.

En Camposoto hay 1,5 millones de metros cuadrados y, como es bien sabido, no se utiliza todo ese suelo. En este contexto Defensa ha propuesto desafectar la parte más cercana al Cerro. Ahora bien, no va a ser el Ayuntamiento el que desarrolle estos suelos, sino inversores privados. Así que si queremos tener éxito hay que ofrecerles un suelo atractivo, frente a la zona de acceso a la playa, con buenas vistas... Y en este sentido, los suelos propuestos por Defensa no encajan demasiado bien: tienen mayores cargas arqueológicas, servidumbres, se trata de la zona más lejana al playa... De ahí que hayamos propuesto que las 17 hectáreas que se pretenden liberar se trasladen a la zona más cercana a la playa, que tampoco tiene un uso activo. En la última reunión que mantuvimos en Madrid con la Dirección General de Infraestructuras se puso de manifiesto que no se había tenido en cuenta la incidencia del Plan del Corredor del Litoral, con lo que se ha ampliado la información. Y todavía no nos hemos vuelto a reunir. Entretanto, en el Ayuntamiento estamos haciendo un estudio urbanístico pormenorizado de todo lo que significaría el desarrollo de esa zona, para saber -en cifras- qué significaría el desarrollo de estos suelos: en generación de empleo, impuestos...

-Ya que hablamos de la playa, acaban de empezar las obras de los accesos y el pleno aprobó hace unos días el último préstamo para resolver la financiación del proyecto. Queda pendiente la parte que le toca a la Junta, la ejecución del paseo peatonal y las pasarelas de madera a lo largo del caño...

-La Junta está haciendo el proyecto de ejecución. Y estoy pendiente de conocer sus previsiones de financiación y de los trámites administrativos que se tienen que llevar a cabo aún para saber si los plazos que maneja permitirán iniciar los trabajos antes de la temporada -es posible si se opta por una encomienda- o, de lo contrario, una vez que termine el verano. En todo caso, tengo la seguridad de que se va a hacer, es un compromiso. En lo que toca a la parte del Ayuntamiento, tengo que admitir que el comienzo de las obras me emociona. No solo se trata de una reivindicación ciudadana y de una importante mejora -para verano ya habrá cuatro carriles en el primer tramo- sino también de un proyecto que el PSOE propuso hace años.

-Acaba de comenzar el año 2017, que es el gran Año Camarón, en el que se conmemorará el 25 aniversario de su muerte. El gobierno municipal ha recibido duras críticas porque, hasta el momento, se desconoce la programación que se ha previsto llevar a cabo, porque los trámites del Museo van más lentos de lo que se esperaba...

-Precisamente, la semana pasada tuve ocasión de hablar con la consejera de Cultura y con la viceconsejera para trasladarle nuestra inquietud ante el Museo Camarón. La concesión de la ayuda económica que permitirá financiar el proyecto, una vez que se ha entregado toda la documentación requerida, tiene que ser aprobada por el Consejo de Gobierno. Y se han comprometido a que este trámite se acometa ahora, a principios de año. Una vez que se apruebe, podremos firmar el convenio y el Ayuntamiento podrá abordar la licitación del proyecto. Como sabe, nuestra intención es que se licite al mismo tiempo la redacción del proyecto de obras y musealización y su ejecución para agilizar los trámites y, en ese sentido, hemos hecho también una consulta a los Fondos Europeos, para ver si esta posibilidad encaja dentro de los parámetros que rigen en la gestión de estos fondos ya que existe cierto riesgo de que no fuera así y queremos asegurarnos.

Pero lo importante del Año Camarón y de cualquier conmemoración de este tipo que celebre una ciudad es lo que perdura, lo que quede luego... Podremos hacer muchas cosas este año -conciertos, exposiciones, congresos...- y todo puede resultar muy grande pero también efímero. Lo importante para la ciudad es que Camarón esté en 2017 y también en el 18, el 19, el 20... Que genere siempre esa actividad, esa atracción y que forme parte de esa oferta turístico cultural que pretendemos. De ahí la importancia del Museo como hito fundamental del 25 aniversario y también de los Premios Camarón en los que estamos trabajando, que tienen que convertirse en los premios flamencos más importantes de España.

En cuanto a la programación de este Año Camarón le aseguro que está planificada, trabajada, hablada con el Instituto Andaluz del Flamenco, con entidades privadas que van a colaborar patrocinando actos... Hemos mantenido varias reuniones con la familia de Camarón, que también está trabajando paralelamente en este aniversario con sus representantes, y estamos precisamente cuadrándolo todo, sobre todo por las fechas. Tengo que decir que tanto la familia como otras entidades que van a participar, cuando hablan del aniversario piensan siempre en el mes de julio, que es cuando se cumplirán los 25 años, aunque desde el Ayuntamiento queremos empezar antes.

-2016 ha sido también el año de las obras del Ayuntamiento tras más de diez años de espera. Sin embargo, también se han criticado los escasos avances en la actuación...

-La obra va bien. No está parada. Hay que tener presente que se trata de una actuación complicada dadas las características y la singularidad de este edificio histórico, que es además un monumento. Desde luego empezar las obras en 2016 ha sido un hito importante, otro más que se ha conseguido. En cuanto a la rehabilitación se está utilizando el método observacional: se va interviniendo, se va demoliendo y se va analizando si las propuestas contempladas en el proyecto son las más adecuadas o no... Hay cosas que no se han podido comprobar hasta que se han puesto en marcha las obras. Eso hace que la dirección facultativa tenga que ver y analizar que verdaderamente lo que habían propuesto en el proyecto es lo más adecuado o bien hay que optar por otras soluciones constructivas mejores. Y eso conlleva tiempo. Pero sin duda es lo que requiere un edificio como el Ayuntamiento.

-En todo caso, según los plazos dados por la adjudicataria, las obras terminarán a finales de 2017. Quiere decir que el próximo año, por estas fechas, ya estaría acabada la rehabilitación.

-Le voy a dar un dato. En cuanto a facturación -a certificaciones de obra- estamos al día según la planificación propuesta en su momento por la adjudicataria. En todo caso, a nadie se le escapa que toda obra siempre puede implicar demoras. Es posible. Sobre todo si hablamos de un edificio como el Ayuntamiento. Soy optimista con los plazos, aunque también soy plenamente consciente de que pueden surgir inconvenientes...

-Si hablamos de la rehabilitación del Ayuntamiento tengo que preguntarle, evidentemente, por la cuestión por la que más ha sido cuestionada: la reordenación de las dependencias municipales, el traslado del Museo y la reubicación de Alcaldía-Presidencia. Hace unos días, el portavoz del PP, José Loaiza, insistía en denunciar lo que llama 'el caprichito'...

-El uso de esos términos forma parte de esa mentalidad machista y de esa crítica fácil que hace el PP. Si hablamos de la reordenación de dependencias municipales hay que recordar, por ejemplo, que el plan de ajuste que aprobó el PP abogaba por esta reorganización para ahorrar costes a la administración. Evidentemente, me hubiese gustado que toda esta reordenación de las dependencias municipales ya se hubiese completado. Pero los tiempos que manejamos en la política no coinciden con el ritmo de la administración, con trámites que tardan más de lo esperado. Pero aclarémoslo. El punto de partida de todo es el proyecto para trasladar el Museo Municipal al Castillo de San Romualdo, un proyecto que formaba parte de nuestros compromisos electorales y que hemos llevado a la práctica. No se ha desmantelado ni cerrado el Museo para adecuar allí la Alcaldía. Hemos hecho lo que dijimos que íbamos a hacer y hemos trasladado el Museo al sitio al que dijimos que lo íbamos a llevar porque lo vamos a engrandecer, a hacer más atractivo, a impulsar las visitas...

-¿Y cuándo va a abrir definitivamente ese Museo en el Castillo?

-Acaba de llegar la resolución de la Dirección General de Bienes Culturales que nos autoriza ya a esa apertura. Y se ha completado la adecuación de las dependencias del Castillo: vitrinas, iluminación, paneles informativos... Así que podemos hablar de su apertura a principios de este año. A partir de ahí estamos trabajando para que en el futuro pueda abrirse también los sábados, para atraer así a un mayor número de visitas. Eso será cuando saquemos a licitación el contrato para la gestión de este espacio cultural. Además, vamos a impulsar un proyecto museológico definitivo con la Diputación Provincial, con la que también queremos llevar a cabo una actuación para completar la climatización ya que ya está hecha la preinstalación. También estamos trabajando con la Fundación Tres Culturas para firmar un convenio de colaboración con la idea de desarrollar actividades culturales. Por otro lado, le recuerdo que el traslado ha permitido también contar con un espacio en condiciones para los fondos, que cumple con la normativa y que está avalado por Cultura, algo que hasta ahora no tenía. De hecho, estaban en verdadero riesgo las piezas del Museo.

-¿Y el traslado de Alcaldía?

-El traslado de Alcaldía, de los grupos, de la oficina de atención al ciudadano y de los servicios generales del Ayuntamiento se plantea tras llevar el Museo al Castillo, para dar uso a este edificio. Y no al revés. Es algo que se proyecta desde principios del mandato y que, evidentemente, me hubiese gustado que estuviera solventado desde hace ya bastante tiempo. Nuestra idea era poner a punto el edificio -que es municipal y que además está en un sitio privilegiado-para que, de un modo provisional, pudiera dar cabida a la Alcaldía y al resto de dependencias. Luego, una vez que acabaran las obras del Ayuntamiento, quedaría como equipamiento cultural.

¿Qué ocurre ahora? Pues estamos a la espera de que se resuelva esa disparidad técnica que existe con el contrato para ejecutar la conexión de voz y datos porque el Museo, que es municipal, no tenía esa conexión con el resto del Ayuntamiento. Era otra carencia más que arrastraba, como el tema de la regeneración del aire, la accesibilidad o del estado de los fondos... El edificio no cumplía con la normativa. Ahora estamos a la espera de que los técnicos nos den una solución a esa cuestión de la conexión de voz y datos. Y en función de eso -y en función de los plazos que implique- tomaremos una decisión: o bien se sigue adelante con el traslado o bien se destina el edificio de la calle Real a equipamiento cultural, a la futura Casa de la Cultura que estará situada en el corazón de la calle Real, que es la propuesta que además teníamos planteada a la larga. Todo dependerá de los plazos, porque si se alargan demasiado el traslado de Alcaldía, de los grupos y del resto de oficinas, dejará de tener sentido. Soy una persona sensata y en función de lo que digan los técnicos se adoptará una decisión u otra. Sin problema de ningún tipo. Evidentemente, las conexiones que están pendientes se van a hacer porque el edificio no las tenía y así va a quedar en perfecto estado para cualquier uso.

-Dos temas que condicionarán el año 2017: los fondos EDUSI y la puesta en marcha del tranvía.

-Pues sí. Conseguir los fondos EDUSI -diez millones de euros- han sido un hito, no me cabe ninguna duda. Y no solo por las actuaciones que se van a poner en marcha, por la regeneración de toda la zona este, sino porque hablamos por primera vez de una estrategia de ciudad ligada además al Parque Natural. Y luego está el tranvía, que por supuesto va a significar mucho para San Fernando.

-¿A pesar del apeadero de Río Arillo?

-No veo ningún problema al apeadero. Funcionará mientras se hace la obra del salto del carnero, que por cierto es la constatación de que el tranvía va a llegar hasta Cádiz, porque de lo contrario no se haría. Y el apeadero estará también en el futuro para facilitar el transbordo desde el tren a la gente que quiera llegar a Chiclana.

Estamos hablando de los EDUSI, del tranvía, de numerosos proyectos e inversiones que están en marcha y que van a cambiar San Fernando. Por ejemplo, el día 9 van a empezar las obras de Pery Junquera, donde se van a habilitar cuatro carriles. Creo que hemos demostrado con nuestra gestión que por primera vez en San Fernando sabemos hacia dónde vamos, que tenemos claro qué queremos hacer y lo estamos haciendo. Para 2017 no quiero que este gobierno municipal sea visto como un gobierno mejor que el del PP, quiero que seamos un gobierno que haga acciones para liderar políticas en los distintos ámbitos: en la ciudad de la inclusión, en nuevos sectores, en industrias digitales, en gestión del Parque Natural como recurso, en participación. Queremos sembrar la semilla de ese cambio en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios