San Fernando

Más de 800 personas dependen de la ayuda directa de Cáritas en La Isla

  • Las cifras bajaron en 2017 aunque en total la acción global de Cáritas incide aún en 2.814 personas

Uno de los locales de Cáritas, en la calle Isaac Peral. Uno de los locales de Cáritas, en la calle Isaac Peral.

Uno de los locales de Cáritas, en la calle Isaac Peral. / román ríos

Comentarios 1

La recuperación económica no llega a todos. Muchos isleños siguen todavía atrapados por la pobreza. Las estadísticas que maneja Cáritas en San Fernando dan buena cuenta de ello. Esta institución de la Iglesia Católica calcula que a lo largo de 2017 un total de 2.814 personas se benefició en San Fernando de las diferentes ayudas que brinda a los que menos recursos tienen.

La cifra es inferior a la registrada en años anteriores. En 2015 se hablaba de 3.381 personas y en 2016 de 3.005. Los datos totales del año pasado son mejores, pero -alerta Cáritas- una gran parte de la población sigue al margen de la recuperación y la época post-crisis ha acrecentado la brecha de la desigualdad.

Desde Cáritas se destaca también la puesta en marcha del centro Madre Teresa

Es la realidad a la que Cáritas se enfrenta en toda la Diócesis y también en La Isla, donde a través de sus proyectos especializados de gestión directa y de la acción desarrollada por los equipos de voluntarios en las parroquias se han atendido en 2017 a 833 personas en situación de exclusión o vulnerabilidad social. Es, quizá, la faceta más conocida de Cáritas, aunque no desde luego la única.

Y de nuevo se trata de una cifra más baja que la registrada en años anteriores. Del millar de personas que se contabilizaban en 2015 -994 personas que Cáritas atendía directamente- se pasó en 2016 a 885. Ahora es medio centenar menos, un dato que, aun siendo bueno, pone de manifiesto la lentitud con la que bajan las estadísticas de la pobreza en San Fernando. De ahí que Cáritas advierta también de una situación de precariedad que muchas familias arrastran en el tiempo.

Durante el año pasado, Cáritas atendió también en San Fernando a 232 personas sin hogar, lo que llama "los rostros que no vemos". El perfil responde a hombres con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años. Hay, sin embargo, una buena noticia. Según los datos que maneja esta institución de la Iglesia, 42 de las personas sin hogar atendidas en San Fernando mejoraron su situación de forma considerable. Y hasta 27 consiguieron acceder a una vivienda dejando de vivir en la calle.

Por otro lado, hasta 131 personas participaron de los programas de empleo de Cáritas, de las que 49 (un 37 por ciento) consiguieron acceder a un contrato. Se desarrollaron también distintos talleres, cursos y acciones formativas en las que participaron 41 alumnos. Doce de ellas lograron su inserción laboral.

Cáritas -que en San Fernando cuenta con 192 voluntarios y dos trabajadores- ha destacado también la apertura en 2017 del centro Madre Teresa en San Fernando, donde se ha reubicado el proyecto Luz y Sal, para personas sin hogar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios