San Fernando

Desde pequeños

  • La generación del 95 del Club Baloncesto Cimbis cierra su ciclo de forma brillante en las categorías bases

Ya ha llovido desde que en verano del año 2006 se vieron por primera vez. Han pasado siete años, siete temporadas y en ellas se han hecho, desde la niñez, hombres adultos que hoy dicen adiós a jugar en las categorías bases para dar la bienvenida a las categorías sénior.

Se trata de la generación del 95 del Club Baloncesto Cimbis, un grupo de deportistas que desde alevín han participado de forma brillante en todas las categorías en las que han estado, jugando los campeonatos de Andalucía en las diferentes etapas.

Son amigos, compañeros, pandilla, equipo. Ellos se conocieron a la temprana edad de diez u once años, cuando se conformó la generación en el equipo de minibasket que participó en el campeonato provincial.

Ya era un equipo que despuntaba maneras y que, rápidamente, se convertieron en una piña de amigos que crecieron entorno a su deporte, a su juego preferido, el baloncesto. Y así dio comienzo una amistad que ha perdurado con el paso del tiempo: es más, se ha ido arraigando desde sus orígenes para ser ahora inquebrantable.

El equipo pasó a denominarse Gas León al ser esta empresa la que patrocinaba el conjunto y en su primer año, en esa denominada temporada a06/07, disputó el campeonato de Andalucía en Sanlúcar de Barrameda. Solamente cuatro derrotas cosechó en esa campaña, por las 21 victorias que ofrecieron a un grupo de padres orgullosos del trabajo de sus retoños.

Tras su paso por el minibasket ya en la categoría infantil no bajaron la guardia, no dejaron de aprender, no cesaron de sorprender y en el nivel B, correspondiente al primer año de esta categoría, quedaron subcampeones provinciales, con solamente tres derrotas a sus espaldas. Ya era un equipo que daba de hablar en los contornos baloncestísticos.

En la categoría A de infantiles, tampoco defraudaron y, tras una gran campaña en la temporada 08/09, el cuadro turquesa terminó la liga regular imbatido, sin saber lo que era perder en los 20 encuentros disputados. El equipo tuvo la recompensa de disputar el Campeonato de Andalucía en Málaga, todo una fiesta para los jóvenes jugadores isleños.

La progresión iba en aumento y en la categoría B de cadetes continuaron al mismo nivel, sorprendiendo a propios y extraños. El equipo terminó de nuevo invicto con 14 victorias y se proclamó campeón provincial de cadetes B, aunque ésta categoría no le daba acceso a jugar los campeonatos de Andalucía.

Sí lo haría el año siguiente tras otra magnífica campaña, era la temporada 10/11, y con solamente dos derrotas el equipo isleño lograba de nuevo proclamarse campeón provincial y disputaba nuevamente el andaluz en tierras malagueñas donde se codeó con la créme del baloncesto andaluz, incluido los equipos malagueños y sevillanos.

En júnior, el Gas León era el conjunto a batir y, tal fue su superioridad que en su primer año en la categoría, el cuadro de La Isla volvió a ser el mejor de la provincia de Cádiz, consiguiendo la victoria en la gran final del provincial después de estar imbatido durante 24 jornadas en la Liga Regular.

Y este año ha sido el culmen a tantas temporadas de trabajo. El equipo de San Fernando también se ha proclamado campeón provincial de júnior A, con una sola derrota en su haber. Además, el equipo de San Fernando ha disputado el campeonato de Andalucía en Cazorla, un nuevo éxito en su andadura de esta generación del 95 que ha sido dirigida durante todos estos años por Carlos Trinidad, con la inestimable ayuda de Idelfonso Betanzos y Juan Antonio Cañete.

Se cierra un ciclo, que no un equipo. Se cierra una etapa en un grupo de jóvenes deportistas que se han criado en torno al baloncesto, un grupo de amigos que ya han hecho historia en el basket de La Isla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios