San Fernando

La oferta local se reinventa para el año del Bicentenario

  • Las rutas se rediseñan en una nueva estrategia que tiene como telón de fondo la programación

La oferta turística de La Isla se reinventa bajo el prisma del 2010 en las propuestas que aparecen recogidas en el plan de promoción San Fernando: Cuna de la libertad. Mirada a América y Europa.

Aunque el planteamiento es el mismo de siempre -impulsar el turismo cultural a partir de la relevancia histórica de los hechos que ocurridos en La Isla hace casi dos siglos- el plan rediseña la oferta tradicional sobre un indiscutible punto de partida: que San Fernando conserva la práctica totalidad de las edificaciones vinculadas a la época de Las Cortesy el asedio napoleónico, desde el propio puente Zuazo y el Teatro o la Iglesia Mayor hasta algunos de las antiguas fincas de la calle Real que dieron cobijo a los diputados en 1810.

Nacen así nuevas rutas, como la del origen del parlamentarismo, que comprende la visita a cuatro centros emblemáticos: el Ayuntamiento, la Iglesia Mayor, Real Teatro de las Cortes y el nuevo centro de interpretación del parlamentarismo. O la de la ruta del San Fernando constitucional, que añade la Compañía de María, la iglesia del Carmen y el campo de la Constitución o del Barrero, donde las tropas asentadas en la ciudad juraron La Pepa en 1812.

El plan de promoción turística propone aprovechar la rehabilitación del Sitio Histórico del Puente Zuazo -inicialmente, para 2010 hay proyectada una primera fase que marcha a contrarreloj- para centrar en este enclave una única ruta. Se habla también de una ruta histórico-natural denominada Los monolitos de la libertad, que recorre las primera línea defensiva del asedio francés, es decir, las baterías que se reparten por todo el caño. Y añade otra de nueva creación: la ruta de las casas de los diputados, que se reparten principalmente por la calle Real y parte del casco histórico de la ciudad.

La renovación completa de las rutas se articula, claro está, en los elementos patrimoniales e infraestructuras vinculados al 2010: el centro de interpretación del parlamentarismo, que actualmente se está construyendo; el proyecto museístico del Real Teatro de las Cortes; el Centro de Congresos y Exposiciones, pendiente aún de inauguración; el castillo de San Romualdo, en obras; la Compañía de María, que afronta la recta final de su restauración; la Iglesia Mayor, a punto de iniciar su rehabilitación; y las baterías históricas y las casas de los diputados así como la iglesia conventual del Carmen.

Se trata, desde luego, de infraestucturas que sirven de base para lanzar estas iniciativas turísticas pero que no se incluyen como tales en el plan al quedar fuera de los objetivos del mismo. Con todo, prácticamente todos estos edificios y elementos patrimoniales está siendo objeto de algún tipo de intervención de cara a la efeméride constitucional.

La otra gran vertiente que sustenta la nueva oferta turística en este plan diseñado por el Ayuntamiento -y pendiente todavía de concretarse en sus propuestas de la mano de la administración autonómica y su programa específico para relanzar el Bicentenario- la constituye el propio 2010 en sí, es decir, la celebración, los eventos conmemorativos incluidos en la programación que se repartirá a lo largo de los doce meses de este año decisivo para La Isla.

Se incluye así entre el plan de actividades de atractivo turístico todas las recreaciones históricas -especialmente la de los hechos acaecidos en la jornada del 24 de Septiembre de 1810-, la gran fiesta cívica que se prepara para esta fecha, los mercados temáticos como el de Las Cortes, o los espectáculos de luces, fuegos artificiales y cabalgatas que se preparan para la efeméride.

5

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios