El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

San Fernando

Las obras del tranvía sacan a la luz un horno púnico en la calle Real

  • Los restos, localizados en el entorno del Patio Cambiazo, han sido encontrados junto a varias piezas de cerámica · Las obras continúan su marcha aunque la zona del hallazgo ha sido acotada para su estudio

Las obras del tranvía metropolitano que desde hace un año se llevan a cabo en la calle Real han sacado a la luz nuevos restos arqueológicos. Se trata de un horno púnico localizado en las proximidades del Patio Cambiazo, donde actualmente se centran los trabajos de reurbanización de la vía para la introducción de las nuevas canalizaciones de la red de servicios.

Junto al horno se han encontrado numerosos restos de cerámica, piezas que son habituales en este tipo de hallazgos. Las máquinas excavadoras dieron con estos restos hace poco más de una semana cuando se disponían a realizar una zanja para la instalación de una tubería.

La zona ha sido vallada y acotada mientras se realiza el preceptivo estudio de los restos y, aunque la actuación en este punto ha quedado parada, los trabajos continúan al mismo ritmo en el entorno. Aunque la Delegación Provincial de Cultura aún no se ha pronunciado sobre el hallazgo -se prevé que lo haga cuando se finalice el estudio de los restos - la estimación inicial es que este nuevo descubrimiento no afectará en gran medida al desarrollo de la obra.

Porque de hecho, se trata de una muestra similar a muchas de las que se aprecian en distintos puntos de La Isla. Es probable que, una vez que finalice el estudio arqueológico correspondiente, los restos sean protegidos debidamente en el mismo sitio en el que han sido descubiertos, para poder continuar la canalización de la tubería prevista en el esquema de obra o bien se trasladen -el horno en su conjunto o sólo las piezas más valiosas que así lo requieran- al Museo Histórico Municipal o a otro lugar para su puesta en valor y posterior exhibición.

La aparición de hallazgos en esta zona no es una sorpresa para los expertos. Y no lo es porque, aunque es la primera vez desde hace años que se abre la calle Real y se indaga en sus profundidades, ya existe constancia en la Carta Arqueológica de otros descubrimientos en los alrededores de esta arteria principal. Precisamente este punto de la localidad, próximo ya a la zona de Camposoto -en el que aparecieron restos de una acrópolis y una necrópolis bajo el campo de hockey-, concentraba un núcleo de producción industrial de bastante alcance, que se concentraba de un modo especial en la producción alfarera a través de hornos de fundición.

Esta área industrial se remonta al siglo IV a.C. en adelante hasta adentrarse en la época romana. Junto a los hornos, también se han datado restos de la producción salazonera, muy cerca, a la altura de la calle Luis Milena. Pero quizá el hallazgo más curioso en este tipo de factorías es la producción de tintes, en concreto el tinte de color púrpura, que provenía de la cañaílla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios