San Fernando

Las obras toman el protagonismo en el último curso político del mandato

  • Las inversiones jugarán un papel clave en los meses que restan antes de las elecciones

Obras para la remodelación de la avenida Constitución, en una imagen de hace unas semanas. Obras para la remodelación de la avenida Constitución, en una imagen de hace unas semanas.

Obras para la remodelación de la avenida Constitución, en una imagen de hace unas semanas. / román ríos

La construcción de un paseo marítimo en la playa de Camposoto y la reordenación de los accesos por carretera y de los aparcamientos, la remodelación de la avenida Constitución, la transformación del Mercado Central, la ampliación del centro cívico de La Ardila para dar cabida a un espacio dedicado a los mayores, la remodelación de la plaza de la Sagrada Familia en la barriada Bazán, la construcción de nuevos centros logísticos para los servicios de limpieza y de mantenimiento de parques y jardines en Fadricas II, la puesta en marcha de la nueva estación de autobuses de la ciudad, la rehabilitación del Ayuntamiento, la adecuación de los viejos juzgados de la plaza de San José para dar cabida a la nueva escuela de adultos, el Museo Camarón, que si todo va bien se adjudicará en unas cuantas semanas...

Es la lista de las numerosas obras que marcarán la recta final del mandato. Las máquinas están en marcha. Y salvo excepciones -como ocurre en el Mercado Central, donde los detallistas se han quejado esta semana de los escasos avances de los trabajos en los últimos meses- marchan a todo trapo. Acaba de arrancar un nuevo curso político que terminará con las próximas elecciones municipales. Y las inversiones, qué duda cabe, jugarán un papel fundamental para el gobierno en minoría que comparten desde 2015 socialistas y andalucistas a la hora de defender su gestión ante la ciudadanía en esta nueva cita con las urnas.

El Museo Camarón se adjudicará en semanas. Y el Ayuntamiento está en su recta final Se trata de las obras de las que se viene hablando desde principios de mandato

Es lo que toca en los próximos meses: obras. Y ese movimiento -ese esfuerzo inversor- es también lo que se espera desde el ejecutivo que perciban los ciudadanos. Siempre ha sido así. Aunque para ser justos hay que reconocerle al gobierno municipal que no se ha sacado de la chistera ahora ninguno de estos proyectos. Se trata, de hecho, el mismo paquete de obras del que se viene hablando desde los primeros meses del mandato, aunque no ha sido hasta ahora cuando dichos proyectos -en su mayor parte- se han llegado a materializar. Y en el caso de la rehabilitación del Ayuntamiento -una actuación monumental que supera los ocho millones de euros- no solo se trata de unos trabajos que dieron comienzo en abril de 2016 sino que el proyecto se remonta incluso al año 2005 y su licitación se llevó a cabo a finales del anterior mandato (aunque fue adjudicado en octubre de 2015).

La tramitación administrativa de estas inversiones -redacción de proyectos, informes previos, procesos de licitación...- ha sido a menudo farragosa y complicada. Bastan como ejemplo las obras de la escuela de adultos, que supuestamente comenzarán en las próximas semanas pero que ha estado a punto de quedar desierta su adjudicación tras la renuncia de cinco empresas a hacerse con los trabajos a pesar de haber trasladado al Ayuntamiento sus ofertas durante el proceso de licitación.

A este paquete de obras hay que sumar otras inversiones que cuentan con apoyo político para llevarse a cabo -entre ellas, la terminación del pabellón de la barriada Andalucía o la construcción de la nueva sede del club náutico de Galllineras- y las previstas en los nuevos presupuestos, que acaban de entrar en vigor. Aquí se incluyen actuaciones de lo más vistosas como la construcción de una sala de estudio para jóvenes en el Parque, el gran espacio lúdico familiar que será la Ciudad de los Niños en el parque del Barrero o la continuación de la remodelación de la avenida Pery Junquera. Son actuaciones que, no obstante, difícilmente podrán verse iniciadas antes de las próximas elecciones habida cuenta de que tienen por delante toda su tramitación administrativa. Es lo mismo que ocurre con las importantes inversiones de la estrategia EDUSI y la transformación de la franja este, La Magdalena incluida. Tienen todavía un largo camino que recorrer. Al igual que los proyectos del planetario, del parque de La Casería y de la remodelación de la plaza del Rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios